Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

El PRCAL denuncia la nueva Ley Agraria de la Junta y señalan que la masa común debe pertenecer a los ayuntamientos.

El PRCAL ha  denunciado que la nueva Ley Agraria de Castilla y León promovida por la Consejería de Agricultura atenta contra el patrimonio de los ayuntamientos al pretender incorporar la masa común al banco de tierras que pretende instaurar

Aseguran que la Junta va a crear problemas y conflictos muy graves donde no los hay, y en un sector muy sensible como son los pequeños ayuntamientos, pedanías y juntas vecinales a los que afecta de lleno

 

Dicho banco de tierras, señalan, se puede hacer con convenios con particulares, ayuntamientos, cámaras agrarias, adquiriendo tierras por compra-venta, etc., "pero no robar manifiestamente la masa común a los ayuntamientos que es muy necesaria como fuente de financiación municipal por una parte y porque es un derecho adquirido patrimonial que pertenece a los ayuntamientos y juntas vecinales".

 

Indican que si la Junta de Castilla y León pretende hacer un banco de tierras debe hacerlo con sus propios medios, "no a costa de descapitalizar a los ayuntamientos".

 

El PRCAL pide al PSOE de Castilla y León que si se va a consensuar dicha Ley bajo ningún concepto consientan el expolio a los ayuntamientos y juntas vecinales. Denuncian asimismo que la incorporación de las nuevas parcelarias por la vía privada, pretendiendo cobrar contribuciones especiales a los propietarios, "son manifiestamente injustas y nuevamente sería muy gravosa para los ayuntamientos".

 

Piden que se potencien las ayudas a las mujeres en el mundo rural, así como a los jóvenes agricultores y ganaderos, "pilares básicos contra la despoblación y el envejecimiento". Asimismo, solicitan una protección y ayuda contundente a las Cooperativas como verdaderos motores de la economía rural.

 

El PRCAL considera fundamentales las ayudas directas a las empresas de trasformación del sector primario e inciden en que la PAC, cada vez más, tiene que potenciar las buenas prácticas agrícolas ecológicas, evitando el deterioro de caminos, arroyos, zonas forestales,… defendiendo al agricultor a título principal y a las cooperativas y evitando titulares de PAC que cobran cuantiosas ayudas desde las grandes capitales, alejados de las realidad rural.

 

Creen necesaria dicha Ley para que "de una vez por todas se regule el sector agrícola y ganadero, evitando las picarescas y el lucro desmedido", subrayando que debe haber un control exhaustivo de las jubilaciones que permitan el relevo generacional.