Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

El PP Valladolid pide a Puente un "cambio de rumbo" ante "los últimos varapalos"

Jesús Enríquez y Antonio Martínez Bermejo, del PP Valladolid. A.MINGUEZA

Los Populares denuncian que, mientras Puente está de vacaciones, la política municipal hace aguas.

El Partido Popular ha pedido al alcalde de Valladolid, Óscar Puente, que cambie de rumbo en las medidas de su gobierno tripartito ante los últimos varapalos recibidos en distintas decisiones municipales.

 

Según los Populares, la más reciente es la denegación, por parte del Consejo Consultivo, de la anulación del PGOU respecto a la ampliación del centro comercial VALLSUR. Esta denegación comporta el derecho de la superficie comercial de ampliar sus instalaciones. El único recurso que le quedaría al gobierno municipal sería indemnizar a la empresa para que no hiciera nada, es decir, que no invirtiera 25 millones de euros, creara 300 puestos de trabajo e ingresara en las arcas municipales la cantidad de 4,5 millones de euros.

 

El PP en el Ayuntamiento ha recordado que en su momento hizo la propuesta de que, con esos 4,5 millones de ingresos municipales, se pusiese en marcha un Plan de Apoyo al Comercio de Proximidad en Valladolid, con ayudas a la apertura, modernización y ampliación de establecimientos comerciales, así como de creación de puestos de trabajo en el sector. Ese Plan de apoyo fue rechazado por el tripartito municipal en tres ocasiones.

 

Otro de los recientes traspiés del tripartito municipal, según los Populares, es el de la anulación de la comfort letter que soportaba el crédito para el soterramiento. Consideran que, si no se aporta antes del 30 de septiembre una nueva garantía, conforme a lo que el propio Puente firmó el pasado 4 de abril con sus socios de Valladolid Alta Velocidad y los Bancos, se resuelve le préstamo y los bancos solicitarían la responsabilidad patrimonial del ayuntamiento por importe de 100 millones, más los correspondientes daños y perjuicios. “Es importante que los vecinos sepan que eso lo ha firmado el actual equipo de gobierno de manera voluntaria el pasado 4 de abril y sin dar información al resto de la Corporación ni a los ciudadanos. Este tema pone en peligro el soterramiento en Valladolid por la cabezonería de Puente y su equipo”.

 

A estos fracasos, según los Populares, se suman otros como el retraso en el proyecto del Campus de la Justicia, las cuatro quejas por falta de transparencia municipal admitidas por el Procurador del Común, la renuncia a la consulta popular sobre el soterramiento, el rechazo del ministerio de Defensa de la petición del Palacio Real, el retraso alarmante en la modificación del Plan General de Ordenación Urbana, el descuido preocupante en la limpieza de la ciudad y en la atención de parques y jardines, más los escándalos de algunos concejales por el uso indebido de tarjetas de crédito o la contratación de familiares.

 

El grupo municipal Popular lamenta que Valladolid y sus vecinos se estén viendo perjudicados por decisiones poco afortunadas del equipo tripartito municipal liderado por Oscar Puente, a quien solicita “que adopte medidas drásticas de cambio de equipo y que recapacite mejor las decisiones antes de tomarlas”.