El PP Valladolid denuncia que la construcción de aparcamientos disuasorios perjudicaría a los visitantes

El equipo de gobierno de Óscar Puente proyecta en el este Plan General de Ordenación Urbana, junto a la ronda VA-30, que "podría repercutir negativamente en el comercio local, la hostelería y el turismo".

El Grupo Municipal del PP en el Ayuntamiento de Valladolid ha denunciado que el equipo de gobierno del socialista Óscar Puente proyecta en el nuevo Plan General de Ordenación Urbana la construcción de aparcamientos disuasorios, junto a la ronda VA-30, que impidan que los visitantes que vengan en vehículo particular, coche o autobús, puedan entrar con su automóvil en la ciudad.

 

Los 'populares', a través de un comunicado recogido por Europa Press, consideran esta medida de exagerada y poco meditada, pues, si bien pretende mejorar los flujos de tráfico en la ciudad, podría repercutir negativamente en el comercio local, la hostelería y el turismo, al tener que dejar los visitantes su vehículo particular muy lejos del centro urbano.

 

El PP considera que aparcamientos disuasorios en las rondas como la VA-30 hacen que el visitante individual o colectivo dependa mucho del transporte público, que actualmente no está preparado para tal fin. Esa medida desincentivaría de manera muy acusada la llegada de visitantes a Valladolid y generaría pérdidas incalculables en el comercio, la hostelería y el turismo en general, a juicio del PP.

 

El grupo presidido por José Antonio Martínez Bermejo solicita por ello al equipo de gobierno que "recapacite y busque otras alternativas para la movilidad urbana en Valladolid, que no adolece de problemas tan severos que necesiten de soluciones tan radicales. Esta medida y otras asociadas a los aparcamientos subterráneos y a grandes áreas de peatonalización son las que están haciendo que algunos comerciantes empiecen a protestar por las ideas que está imponiendo el concejal de Urbanismo, Manuel Saravia a Puente y su equipo".

Noticias relacionadas