El PP Valladolid considera una “desfachatez política” el debate sobre el estado de la ciudad

Antonio Martínez Bermejo, en una rueda de prensa

Antonio Martínez Bermejo transmitió su queja porque el alcalde “quiere ser juez y parte” para su “lucimiento personal”.

Falta menos de una semana para el debate sobre el estado de la ciudad y el Partido Popular de Valladolid expuso su malestar por cómo se va a producir. El presidente del Grupo Municipal, Antonio Martínez Bermejo, fue el encargado de explicar la “desfachatez política” que consideran que va a realizar Óscar Puente.

 

Martínez Bermejo aseguró que “los plenos los inicia y cierra el grupo que pide su convocatoria”, que en este caso ha sido su partido. Consideró que Puente quiere apropiarse de él para su “lucimiento personal”, considerando la acción como una “desfachatez política”. “Que haga su propia convocatoria. Pedimos que se respete la norma y la costumbre que se viene aplicando”, añadió.

 

El presidente del Grupo Municipal del PP siguió con sus quejas, ya que afirmó que “no es serio” lo que sucederá el próximo 5 de julio. Quiere ser juez y parte para intervenir todas las veces, hablar sin límite y que el resto de grupos lo hagamos diez minutos. Es sustraer y robar a la oposición el derecho que tiene del pleno solicitado”, apuntó.

 

Pero fue un poco más allá y sacó a la palestra que solicitaron 14 debates en diferentes barrios que estuvieran moderados por periodistas de diferentes medios de la ciudad. “De esto se ha olvidado”, comentó. Desde el Grupo Popular apuntan que detectan un doble miedo en la figura de Óscar Puente: “A debatir sobre su gestión del primer año en el gobierno, cuando legalmente tenía que haberlo hecho; y ahora quiere hacerlo con salvavidas, organizando el pleno e interviniendo todas las veces”.