El PP Valladolid afirma que el equipo de Gobierno vuelve a saltarse la Ley de Contratos

Antonio Martínez Bermejo, presidente del Partido Popular Valladolid. JORGE IGLESIAS

El Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Valladolid ha asegurado este miércoles que el equipo de Gobierno se ha "vuelto a saltar" la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas al adjudicar "sin expediente" cuatro servicios de la Fundación Municipal de Deportes a otras tantas empresas.

Según han informado fuentes del Partido Popular Valladolid en un comunicado recogido por Europa Press, primero advirtieron de que la Fundación Municipal de Cultura contrató sin expediente con ocho empresas, mientras que ahora, la Fundación Municipal de Deportes, que preside el concejal de Participación Ciudadana, Juventud y Deportes, Alberto Bustos, contrata sin expediente con otras cuatro empresas.

 

Los Populares en el Ayuntamiento han solicitado al edil que dichas contrataciones "irregular" sin expediente alguno se remitan a la Comisión Especial de Control y Vigilancia de la Contratación para su análisis y estudio y buscar fórmulas legales que eliminen este tipo de prácticas que ponen en riesgo la legalidad en el Ayuntamiento.

 

Los expedientes se refieren al servicio de gestión de la Campaña Blanca 2016 en la Estación de Esquí de Alto Campoo, a la impartición de clases de gimnasia organizadas por la FMD, al servicio de limpieza del polideportivo Huerta del Rey, y al servicio de celaduría del complejo Juan de Austria.

 

El PP Considera que estas gestiones "bien podrían haberse tramitado con respeto la ley, pues son actividades que se realizan todos los años en condiciones de normalidad".

 

Asimismo, han añadido que la Intervención municipal, "además de poner en conocimiento al Consejo de Cuentas la existencia de dichos contratos irregulares, advierte que de mantenerse las mismas, los responsables municipales podrían contraer una responsabilidad de mayor entidad".

 

Por último, el Grupo Municipal Popular también ha considerado que ésto es una "contradicción" con el "rigor excesivo" con el que entienden que afronta el equipo de Gobierno el asunto de los alquileres de sedes de las asociaciones de vecinos, al respecto de cual "alegan normas que no citan o no existen".