El PP Valladolid acusa a Puente de no dejarles entrar a la reunión con los moteros

El jefe de gabinete, Ignacio Herrán, impidió la entrada a Martínez Bermejo, del PP. A.MINGUEZA

El alcalde responde que "estaban avisados" de que no podían entrar y que él nunca intentó entrar al despacho de De la Riva sin ser invitado o estar convocado. "Es una oposición esperpéntica", dice.

El presidente del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Valladolid, José Antonio Martínez Bermejo, ha acusado este viernes al alcalde, Óscar Puente, de "esconderse" y de hacer "apartheid" a la oposición municipal al cambiar de lugar la reunión que ha celebrado con representantes del ámbito motero y de los hosteleros de la ciudad, a la que no ha permitido acceder a tres concejales del PP porque no era abierta a otros grupos políticos.

 

Martínez Bermejo, acompañado por las ediles 'populares' Mercedes Cantalapiedra y Mayte Martínez, ha acudido a las 13.00 horas a la puerta de la Sala de Comisiones, donde según se había anunciado en la agenda del equipo de Gobierno que se iba a celebrar la reunión con clubes motoristas para tratar la organización de la Fiesta de la Moto, con la que se trata de ocupar el lugar dejado por la concentración Pingüinos, suspendida en su edición de 2016.

 

Sin embargo, al encontrar el espacio vacío, han acudido hacia la zona de Alcaldía, por cuya puerta, unos minutos después, han entrado la concejal de Cultura y Turismo, la también socialista Ana Redondo, tras saludar a los ediles del PP, acompañada por el presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería (Apeh), Jaime Fernández Lafuente.

 

Tras la entrada de varias personas más a las dependencias de Alcaldía, Martínez Bermejo ha abierto la puerta y mantenido una breve conversación con el jefe de Gabinete del alcalde, Ignacio Herrán, quien le ha explicado en tono elevado que en la reunión sólo estaban miembros del equipo de Gobierno y que "por favor" abandonaran la zona de Alcaldía.

 

En la reunión, como representantes del equipo de Gobierno, sólo han estado presentes el alcalde y la concejal de Cultura, ambos miembros del Grupo Socialista. Además, han participado técnicos municipales y representantes de clubes moteros.

 

En declaraciones a los medios de comunicación, Martínez Bermejo ha lamentado la "situación rocambolesca" que asegura que han vivido los ediles del PP este viernes, pues ha aseverado que el alcalde ha "vuelto a esconderse" en su despacho, donde ha recibido a los participantes en la reunión.

 

El Grupo Popular ha defendido que en la presentación de la Fiesta de la Moto, el alcalde y la edil de Cultura aseguraron que este 20 de noviembre se iba a celebrar una "reunión abierta" sobre este asunto, aunque en su momento, lo que recogió la prensa tras aquel acto fue que el encuentro sería "abierto a clubes moteros, aficionados, hosteleros y vecinos", sin referencia expresa a los grupos municipales.

 

Martínez Bermejo ha considerado que se trata de "la primera vez que a concejales del ayuntamiento se les niega la entrada a dependencias" de la Casa Consistorial, por lo que ha subrayado que no van a renunciar a los "derechos" que les asisten como concejales y como representantes de todos los ciudadanos que han votado al Partido Popular.

 

REUNIÓN DE LA COMISIÓN DE REGLAMENTO

 

Por ello, ha aseverado que el equipo de Gobierno encontrará al PP "en el diálogo y el consenso", pero no en actitudes que ha calificado de "apartheid" en comparación con el régimen político que se mantuvo en Sudáfrica hasta la década de los 90 del pasado siglo, cuando una minoría de raza blanca regía un país con mayoría negra. Así, ha apostillado que están dispuestos a colaborar en la gestión de Valladolid desde "pensamientos distintos" pero no que haya "un pensamiento único".

 

Por su parte el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, no tardó en responder diciendo ante los medios que "sabían que no iban a entrar" porque se lo comunicó por carta este jueves. "Solo han venido a montar el número. Mientras nosotros trabajamos ellos hacen el número, es una oposición que estoy perplejo, yo nunca entré a esta alcaldía sin que me hubiera invitado o convocado nadie. Lo último que hacía era venir a montar el número en la puerta. La oposición de Bermejo es esperpéntica", concluyó el primer edil.