El PP tacha de "astracanada" las intenciones de Puente sobre las sedes de la Asociaciones

José Antonio Martínez Bermejo y Jesus Enriquez. A.MINGUEZA

El grupo Popular del Ayuntamiento de Valladolid, respecto del tema de los alquileres de las sedes de las asociaciones de vecinos, ha denunciado que sea el propio Puente el que primero cree el problema y pretenda ser el mismo el que lo resuelva. 

“Primero hablaban de una obligación legal que no precisaban y ahora hablan de un resquicio legal que puede permitirlo y tampoco lo precisan”, lo que hace que los Populares en el Ayuntamiento soliciten aclaración de todos y cada uno de los extremos de “esta astracanada”.

 

El PP en el Ayuntamiento, ha denunciado también que la reunión se haya producido sólo con una de las dos federaciones de asociaciones vecinales, la de “Antonio Machado” y no tenga la “deferencia” de hacerlo también con la federación “Conde Ansurez”, cuando consta que han solicitado estar presentes también la reunión. Según los Populares, “esa actitud demuestra un claro sectarismo de Puente, que no quiere ser el alcalde de todos los vecinos, solo de una parte”.

 

Por último, no es la primera vez que, ante la falta de capacidad de gestión del equipo de gobierno tripartito, “le echan la culpa de los problemas que ellos mismos crean a la normativa, a la falta del personal o al empedrado”. El grupo municipal Popular considera que en este tema “Puente y su equipo de gobierno han actuado de manera ligera y frívola sin pensar en el problema y la preocupación que metían a 24 asociaciones vecinales”.