El PP rechaza una moción de IU para prevenir la corrupción y el PSOE dice que en el Ayuntamiento ha habido casos "espeluznantes"

El Grupo Popular del Ayuntamiento de Valladolid ha rechazado en el Pleno celebrado este lunes una moción propuesta por Izquierda Unida que reclamaba una batería de medidas dirigidas a "prevenir" casos de corrupción en el Consistorio, durante cuyo debate el portavoz del Grupo Socialista, realizó un recorrido por supuestos casos que se han dado en la gestión municipal y que hacen que aunque Valladolid "no es Valencia ni Gürtelandia", la situación sea, en su opinión, "espeluznante".

Esta ha sido una de las seis mociones de la oposición, cuatro de los socialistas y dos de Izquierda Unida; que han sido rechazadas con los 16 votos del Grupo Popular durante la sesión plenaria correspondiente al mes de febrero. Sin embargo, en buena parte de ellas los concejales 'populares' han asegurado que algunas de las propuestas ya se están llevando a cabo o están planificadas.

 

La primera de las mociones del orden del día, formulada por Izquierda Unida, proponía hasta ocho medidas para evitar posibles casos de corrupción, como hacer públicas las declaraciones de bienes de todos los cargos públicos, limitaciones en el urbanismo, explicar los contratos con empresas externas o detallar los criterios para la designación de cargos de confianza e incompatibilidades de los concejales del equipo de Gobierno.

 

El Grupo Municipal Popular ha rechazado la moción por considerar que no existe duda sobre las hipotéticas acciones irregulares en la actuación del equipo de Gobierno pues como ha criticado el alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, en su habitual comparecencia ante los medios ya fuera del Pleno de Valladolid, "parece que se da por hecho que hay corrupción cuando nadie ha demostrado que la haya".

 

En este sentido, la concejal de IU, María Sánchez, había matizado que con la propuesta "no se pretende afirmar que exista corrupción" en el Ayuntamiento vallisoletano, sino que se tenía la intención de "prevenir y evitar que se den los elementos independientemente de quién esté en el Gobierno". De hecho, ha apostillado que considera que "no hay persona decente que no pueda coincidir" en la idoneidad de estas medidas.

 

El portavoz socialista, Javier Izquierdo, fue más tajante y añadió que considera que en el Consistorio se han producido casos de corrupción que, en algunos casos se hallan bajo proceso judicial, como las "modificaciones irregulares y subrepticias" del Plan General de Ordenación Urbana en el año 2003. Además, ha citado la concesión de viviendas protegidas a "familiares y conocidos de concejales del PP", la no abstención del alcalde en la licencia de obras sobre la parcela de Piensos CIA, o el caso del Área Homogénea de Valdechivillas que promovió un "amigo personal" del alcalde.

 

Para Izquierdo, pese a que Valladolid "no es Valencia, ni Gürtelandia, el relato es espeluznante" y además ha lamentado que el Ayuntamiento no muestra documentación relacionada con estos casos ni a la oposición ni a los ciudadanos. "El día que faciliten facturas a través de Internet estarán dando un gran paso en la transparencia", ha recalcado.

 

En el debate, el portavoz popular ha considerado que el debate ha sido un "deja vú" de asuntos que ya han sido objeto de debate y que, en algunos casos, están pendientes de resolución judicial. Por ello, ha querido recalcar a los "señores de la izquierda" que no se necesitan nuevas normativas, sino "leyes y jueces independientes" para que se cumpla que "quien la haga la pague".