El PP pagará 1,2 millones de fianza, aunque sigue negando los papeles de Bárcenas sobre 'cajas B'

Las 'cajas B' existieron, presuntamente, desde 1990, al menos, hasta 2008.

La vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy, ha asegurado que su partido depositará la fianza que le solicita el juez de la Audiencia Nacional que investiga la financiación con 'cajas B' del PP, pero ha recordado que no es una multa ni una condena y que la formación sigue negando los conocidos como 'papeles de Bárcenas' que dan lugar al caso.

  

"Este juicio se dirime en base a unos papeles aportados por el señor Bárcenas que nosotros hemos negado. Tendrá que demostrar que son auténticos y que los datos contenidos allí lo son", ha dicho Levy en rueda de prensa. A partir de esta afirmación, la portavoz no ha querido hacer más valoraciones sobre el contenido del requerimiento del juez y sobre la existencia de 'cajas B' en su partido desde 1990 hasta "al menos" 2008, según se dice en el documento. "Eso debe dirimirse en el juicio oral", ha dicho.

  

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha comunicado a la formación que debe asumir como responsable civil subsidiario la fianza civil en la causa que investiga la financiación con 'cajas B', fianza que alcanzó los 1,2 millones de euros y que no haya sido cubierta en su totalidad por los responsables directos.

  

El juzgado ha dictado una diligencia en la que asegura que las cantidades reclamadas han resultado "aseguradas parcialmente". Fueron solicitadas a los ex tesoreros Álvaro Lapuerta, Luis Bárcenas y el exgerente Cristóbal Páez.

 

HAY QUE ESPERAR A LA SENTENCIA

 

Levy ha comparecido en rueda de prensa tras el Comité de Dirección del PP reunido este lunes. En sus respuestas a los periodistas ha insistido en que su partido niega la veracidad de los 'papeles de Bárcenas' y no ha querido comentar ninguna de las afirmaciones del juez en sus autos, porque el asunto se tiene que resolver.

  

"Asumiremos la responsabilidad cuando se tenga que asumir, cuando haya un fallo y no valorando acusaciones de parte del señor Bárcenas, acusaciones que negamos. Debe dirimirse en el juicio", ha insistido la dirigente 'popular'.

  

La fianza, recalcan en fuentes del PP, forma parte del procedimiento del juicio oral y no tiene otro significado, como también ha tratado de subrayar Levy en la rueda de prensa. "Esto no es ni una multa ni una condena", ha dicho.

  

Y ha reivindicado a continuación el "compromiso" del PP con la regeneración, la transparencia y la lucha contra la corrupción por las reformas legales aprobadas en la pasada legislatura. "Vamos a ser contundentes e implacables", ha añadido, y ha aprovechado para criticar a los socialistas por no apoyar esas reformas en el Parlamento: "Cuando se tiene que demostrar el paso andando, el PSOE ni está ni se le espera".

 

EL PP, RESPONSABLE CIVIL SUBSIDIARIO

  

El juez De la Mata sentó en el banquillo de los acusados al Partido Popular (PP) como responsable civil subsidiario por haberse financiado con 'cajas B', que se habrían nutrido de donativos ajenos a la contabilidad oficial con el fin de pagar "gastos generados en campañas electorales, retribuciones, complementos de sueldo, compensaciones a personas vinculadas con el partido o servicios relacionados con la actividad del partido".

    

Así constaba en el auto del pasado mayo en el que abría juicio oral contra los extesoreros del partido Luis Bárcenas y Álvaro Lapuerta, el exgerente Cristóbal Paéz y los socios del estudio de arquitectura Unifica que reformó la sede de Génova Gonzalo Urquijo, Belén García y su empleada Laura Montero. Consideraba que esta empresa junto a la formación política deben ser juzgados como responsables civiles subsidiarios de los presuntos delitos que habrían cometido los seis acusados.