El PP no ve "riesgo o daño" en el Caso Zambrana porque se adquirirá suelo urbano "a 300 euros el metro"

La oposición acusa de "mala gestión al equipo de Gobierno" por la sentencia en la que el Ayuntamiento es condenado a pagar 20 millones de euros a los herededos del Zambrana y exige dimisiones, mientras que el grupo popular dice que oposición utiliza la 'malversación política'.

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Valladolid no ve “daño o riesgo” en la sentencia sobre el Caso Zambrana, que costará a las arcas municipales una cantidad cercana los 20 millones de euros. El portavoz popular cree que si finalmente los tribunales condenan al Ayuntamiento al pago de esta cantidad a los herederos, “se estará adquiriendo una parcela de 57.000 metros cuadrados de suelo urbano consolidado, a razón de 300 euros el metro cuadrado”.

 

Así se ha defendido el grupo popular, en el pleno celebrado esta misma mañana y que la oposición ha intentado convertir en una sesión monográfica del Caso Zambrana, con el debate de dos mociones relacionadas y varias preguntas de Izquierda Unida sobre la misma temática. Óscar Puente, presidente del grupo municipal socialista, tiene clara la ecuación: “Se gestiona mal, se acaba en los tribunales y lo acaban pagando los ciudadanos”.

 

Puente ha enumerado algunas de las principales sentencias como “el Caso Ebro; el de los áticos, con un coste de un millón y medio; Niña Guapa con 1.7 millones para el Ayuntamiento, el Plan General de Ordenación Urbana con 16 imputados o la Escuela de Música que de momento ya ha supuesto 100.000 euros a las arcas municipales, además del caso Zambrana que costará, al menos, 20 millones de euros”.

 

El presidente de los socialistas cree que “investigar sin cortapisas ha sido muy positivo, pero es necesario asumir responsabilidades”. Óscar Puente justifica el voto en contra de las conclusiones de la Comisión de Investigación del Caso Zambrana en su “irrelevancia, incompatibilidad y la nula asunción de responsabilidades”. Desde El PSOE se ha vuelto a recordar que “cada dos o tres días nos desayunamos con una nueva sentencia con importantes pérdidas económicas para la ciudad”.

 

El portavoz de Izquierda Unida, Manuel Saravia, ha reiterado la petición de la dimisión del propio alcalde y los concejales Cristina Vidal y Manuel Sánchez y acusa al equipo de Gobierno de “caos e ineficacia” en la gestión municipal y recuerda, en una moción rechazada por los populares, que los principios de un buen gobierno son “la eficacia, la transparencia y la coherencia”. Para Saravia el Caso Zambrana se podía haber evitado con una buena gestión ya que “no es un asunto fruto de una catástrofe natural”

 

La otra moción que elevó el PSOE pidiendo la supresión de la gerencia de Urbanismo también fue rechazada por el equipo de gobierno. La oposición dice que este organismo es “un fracaso” y “absolutamente inoperante”, mientras que los populares defienden su pervivencia y aseguran que la gestión del urbanismo “es más ágil y eficaz y con más frutos” desde que en 2011 se creara la citada gerencia.

 

 

MALVERSACIÓN POLÍTICA

 

Por último, Jesús Enríquez ha acuñado el término de ‘malversación política’ para definir la estrategia de PSOE e IU de intentar convertir este pleno en la sesión monográfica del Caso Zambrana, ante la negativa del alcalde a convocar uno extraordinario donde se debatieran las conclusiones de la Comisión de Investigación. “Malversación política: dícese de la utilización de una iniciativa política para un fin distinto con objeto de engañar al adversor manipulando la institución”, ha dicho Enríquez, quien ha utilizado el superávit y la reducción de la deuda para justificar la gestión municipal.