El PP ganaría las elecciones pese a perder 72 escaños, que van a parar a Ciudadanos

El PP lograría 114 escaños, por los 84 de PSOE, 74 de Ciudadanos y 48 de Podemos, según el sondeo de la consultora política y de asuntos públicos Redondo & Asociados Public Affairs Firm.

Una encuesta sitúa al PP como vencedor de las elecciones generales del próximo 20 de diciembre con 114 escaños, 72 menos que en los comicios de 2011. Por detrás estarían el PSOE con 84 diputados, Ciudadanos con 74 y Podemos con 48, según el sondeo de la consultora política y de asuntos públicos Redondo & Asociados Public Affairs Firm.

  

La encuesta, realizada entre el 25 de noviembre y el 1 de diciembre mediante 1.500 encuestas telefónicas, refleja que el PP se mantendría como la primera fuerza del Congreso con el 28,1 por ciento del voto pese la pérdida de diputados. También el PSOE se mantendría como segunda fuerza parlamentaria con el 21,5 por ciento y 84 escaños, 26 menos que los obtenidos en los comicios de 2011.

  

Este sondeo es la primera entrega del 'Informe Redondo', a través del cual la empresa realizará tres mediciones durante los próximos 15 días para estimar la intención de voto en los próximos comicios. Se realizará a través de tres oleadas de 1.500 entrevistas cada una. La estimación provincial de resultados está estimada bajo una serie de  datos de más de 12.000 entrevistas.

  

A sólo diez escaños del PSOE irrumpe el partido de Albert Rivera, que se situaría como tercera fuerza de la Cámara Baja con el 20,2 por ciento de los sufragios y 74 diputados. Por detrás, Podemos lograría un porcentaje del 15,3 por ciento y 48 diputados en sus primeras elecciones generales.

  

El resto del arco parlamentario quedaría compuesto por IU (3,9 por ciento y 2 diputados), ERC (2,1% y 8 diputados), Democràcia i Llibertat (2% y 7 escaños), PNV (1,3% y 6 escaños), Amaiur (1,1% y 4 diputados), Coalición Canaria (0,5% y 2 diputados) y Geroa Bai (0,2% y 1 escaño).

 

RUPTURA DEL BIPARTIDISMO

  

La encuesta hace un reparto de escaños por provincias que refleja que Ciudadanos consigue romper el bipartidismo en las provincias más pequeñas, en las que se reparten tres y cuatro escaños. Es el caso de Zamora, Teruel, Segovia, Palencia, Huesca, Guadalajara, Cuenca, Ávila y Salamanca donde los escaños estarían repartidos entre PP, PSOE y Ciudadanos. El partido de Albert Rivera incluso logra arrebatar a los socialistas un diputado en Soria, donde sólo se reparten dos escaños.

  

En el caso de las provincias donde se reparten cuatro diputados (Salamanca, Orense, Lugo, La Rioja, Cáceres, Burgos y Albacete), el PP suma dos diputados y los otros dos se reparten entre PSOE y Ciudadanos.

  

Por su parte, Podemos entraría en el reparto en las circunscripciones medianas, en las que están en juego entre cinco y nueve diputados. De hecho, PP y PSOE llegan a estas elecciones sabiendo que la fuerza de los dos partidos emergentes que amenazan el bipartidismo va a estar en juego en las 19 de provincias españolas que reparten entre 6 y 10 escaños cada una.

  

Las provincias medianas suman 144 escaños, de los que en 2011 el PP se llevó 76 y el PSOE, 45; es decir, el bipartidismo se hizo con 121. En el grupo se encuentran varias provincias andaluzas, así como Murcia, Toledo, Zaragoza, Tenerife, Baleares, Coruña o Pontevedra, en las que los dos grandes partidos se repartieron todos los escaños salvo cuatro. Más diversidad se dio en Vizcaya, Asturias y Granada, en las que en 2011 lograron escaño cuatro partidos políticos.

  

Según esta encuesta, el próximo 20 de diciembre Ciudadanos y Podemos también entrarán en el reparto de escaños en estas circunscripciones medianas. Por ejemplo en Baleares, donde se reparten ocho escaños, el PP lograría tres diputados, PSOE y Ciudadanos se harían con dos y Podemos sumaría uno.

  

En el caso de Vizcaya, donde hay en juego ocho diputados, el PNV sería la fuerza más votada con tres escaños. El resto se repartirían entre PP, PSOE, Ciudadanos, Podemos y Amaiur. En Guipúzcoa la encuesta otorga dos diputados a PNV y Amaiur y uno a PSOE y Podemos; mientras que en Álava los cuatro diputados se reparten entre PP, PSOE, PNV y Amaiur.

 

REPARTO PROPORCIONAL EN LAS GRANDES CIRCUNSCRIPCIONES

  

En las provincias más grandes la Ley D'Hont ya funciona de forma más proporcional. Es el caso de Alicante y Sevilla (12 escaños), de Valencia (16) y por supuesto de Barcelona (31) y Madrid (36), donde Ciudadanos y Podemos tienen posibilidades de hacerse con un buen número de escaños en las próximas elecciones.

   El sondeo reparte los 36 escaños de Madrid de la siguiente manera: PP 13, PSOE 7, Ciudadanos 9, Podemos 6 e IU 1. En el caso de Barcelona, el PP obtendría 4 diputados, el PSOE 7, Ciudadanos 6, Podemos 5, CDC 4, ERC 4 e IU 1.

  

En Valencia se reparten 15 escaños, de los que tanto PP, PSOE, Ciudadanos obtendrían cuatro cada uno y Podemos los tres restantes. Mientras, en Sevilla están en juego 12 diputados (3 PP, 4 PSOE, 2 Ciudadanos y 3 Podemos); igual que en Alicante (4 PP, 3 PSOE, 3 Ciudadanos y 2 Podemos).

  

La encuesta señala también que el reparto en Málaga se haría entre PP (4 escaños), PSOE (3), Ciudadanos (2) y Podemos; igual que en Murcia: PP (5 diputados), PSOE (2), Ciudadanos (2) y Podemos (1).