El PP firma la regeneración exigida por Ciudadanos para poder gobernar la Diputación de Valladolid

Pilar Vicente, Ramiro Ruiz Medrano y Luis Fuentes firman el acuerdo de regeneración democrática. A. MINGUEZA

Pilar Vicente, que ejercerá de portavoz de Ciudadanos en la Institución Provincial, se abstendrá en la votación para garantizar la presidencia de Jesús Julio Carnero. 

ACUERDO PARA LA REGENERACIÓN DEMOCRÁTICA

 

1. Separar de inmediato de cualquier cargo, público o de partido, a imputados por corrupción política hasta la resolución completa del procedimiento judicial.

 

2. Responsabilidad patrimonial subsidiaria de los partidos políticos en casos de corrupción de sus cargos públicos.

 

3. Apartar de cualquier cargo público o de partido a todo representante que haya falsificado o engañado en relación a su currículum o su cualificación profesional o académica.

 

4. Prohibir las donaciones por parte de presidentes, consejeros delegados u otros directivos con responsabilidad directa o indirecta en la gestión de contratos con la Administración.

 

5. Prohibir las condonaciones de los créditos bancarios a partidos políticos.

 

6. Tipificar el delito de financiación ilegal de partidos políticos en el Código Penal con responsabilidad penal de los partidos políticos y sindicatos.

 

7. Obligar a los partidos a publicar en su página web sus reglamentos, estatutos, cuentas, ingresos y gastos electorales, presupuestos y procedimientos de control internos.

 

8. Exigir a los partidos la creación de un órgano interno anticorrupción con funciones  preventivas y de control.

 

9. Elegir a los candidatos mediante un sistema de elecciones primarias. 

Ramiro Ruiz Medrano y Jesús Julio Carnero por el Partido Popular, Luis Fuentes y Miguel Ángel González por Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía, han sido los encargados de firmar un acuerdo que en nueve puntos desgrana las propuestas del “Acuerdo para la Regeneración Democrática” en la provincia de Valladolid propuesto por Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía y clave para garanztiar el gobierno de la Diputación Provincial al actual presidente, Jesús Julio Carnero

 

El Partido Popular de Valladolid ha decidido aceptar la propuesta del “Acuerdo por la Regeneración Democrática” presentado por Ciudadanos (C ́s) como condición previa para iniciar el diálogo entre ambas formaciones políticas. Una condición previa para poder pasar a negociar el resto de puntos entre ambas formaciones y que supone  un plan de choque en la lucha contra la corrupción política y en la recuperación del prestigio de la política como una actividad de servicio a los ciudadanos.

 

Para concretar este punto, Ciudadanos presentó en su día una propuesta de Acuerdo por la Regeneración Democrática que ambas formaciones entienden debe ser asumido por cualquier partido que quiera negociar otros pactos; los siguientes puntos se interpretarán de acuerdo con el ámbito competencial de aplicación. Allí donde lo acordado no sea competencia directa del nivel institucional concernido, se entenderá como un compromiso de defender y propiciar activamente el punto en cuestión.

 

ACUERDO PROGRAMÁTICO

 

Jesús Julio Carnero por el Partido Popular y Pilar Vicente por parte de Ciudadanos, han sido los encargados, por su parte, de rubricar el Acuerdo Programático para la Diputación Provincial.

 

El acuerdo recoge los compromisos públicos de Partido Popular con Ciudadanos en tres grandes áreas; regeneración democrática, transparencia y reactivación de políticas económicas y sociales.

 

Los 15 puntos se interpretarán de acuerdo con el ámbito competencial de aplicación. Allí donde lo acordado no sea competencia directa de la Diputación de Valladolid se entenderá como un compromiso de defender y propiciar activamente el punto en cuestión.

 

 

La sesión de constitución de la Diputación de Valladolid se celebrará el miércoles 24 a las 12.00 horas con 13 diputados del PP, diez del PSOE, dos de IU-Equo, uno de Ciudadanos y otro de Sí Valladolid. El Partido Popular ha ofrecido a la diputada de C's, Pilar Vicente, un sitio en el Gobierno, algo que ésta "ha rechazado" porque prefiere trabajar desde la oposición.