El PP en Valladolid critica que la puesta en marcha de nuevos autobuses depende "de la agenda" de Puente

Los populares reclaman que los nuevos híbridos "entren en funcionamiento de inmediato" sin esperar a que el alcalde "se haga la foto con las nuevas unidades".

El Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Valladolid ha reclamado este viernes 15 de julio que "entren en funcionamiento de inmediato" los dos nuevos autobuses híbridos, y han asegurado que no lo han hecho todavía ya que el acto oficial para su presentación está "pendiente de la agenda" del alcalde Óscar Puente.

 

En un comunicado recogido por Europa Press, los concejales del PP han explicado que "la presentación de los dos nuevos autobuses de Auvasa estaba prevista para el jueves pasado, según informó el propio concejal de Seguridad y Movilidad al Consejo de Administración de la empresa municipal en su reunión del día anterior" e incluso se llegó a comunicar al Grupo Popular que el acto se celebraría a las 12:00 horas del día citado.

 

Sin embargo, los concejales aseguran que "pocos minutos después se producía la desconvocatoria del acto inaugural sin ningún tipo de explicación sobre las causas de tal cambio de planes, sin que haya constancia de ningún impedimento objetivo para que entren en servicio los dos autobuses".

 

El Grupo Popular ha aventurado que "todo apunta a que son razones de agenda del regidor las que han provocado el retraso de la entrada en servicios de los autobuses", que como han recaudado se encuentran "enclaustrados" en las cocheras de Auvasa a la espera de que "el señor Puente tenga a bien cortar la cinta".

 

Mientras tanto, han advertido, los usuarios de la línea 7 (Arturo Eyríes-Plaza de España-Belén-Pilarica), "se ven privados de estas nuevas unidades hasta que Puente se haga la foto con ellas".

 

El Grupo Popular entiende que los autobuses deben entrar en funcionamiento "de inmediato", ya que "no hay ningún impedimento objetivo" y en estos casos "debe primar el interés de los usuarios y no la propaganda".

 

Los dos nuevos autobuses se encuentran en Valladolid desde finales del mes de mayo y, de hecho, a los propios días de iniciarse las pruebas uno de ellos sufrió una avería, por lo que se quedó detenido en la rotonda de San Agustín.

Noticias relacionadas