El PP de Valladolid pide una reunión urgente sobre la rehabilitación del '29 de Octubre'

Barrio del 29 de Octubre, en Valladolid.

Según los populares, las primeras decisiones del nuevo gobierno dejan el futuro de la sociedad municipal en el aire y sin gerente.

Así lo ha solicitado en la sesión del Consejo de Administración de la Sociedad Municipal de Suelo y Vivienda de Valladolid (VIVA) después de que el presidente del Consejo y concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, haya reconocido en respuestas al portavoz del Grupo, Jesús Enríquez Tauler, que el desarrollo del proyecto va a ser "reestudiado" por el gobierno municipal.

 

Así, el PP considera que es "urgente" aclarar la continuidad del proyecto si no se quiere poner en peligro la financiación conseguida por el anterior gobierno por importe de 5,2 millones de euros de la Administración del Estado y de la Comunidad de Castilla y León, de los que ya se han ingresado en las arcas municipales más de 1,6 millones de euros.

 

"Cualquier retraso en el calendario previsto podría dar al traste con años de trabajo", ha señalado el Grupo en un comunicado recogido por Europa Press, en el que ha recordado que están diseñadas áreas funcionales autónomas dentro del perímetro del ARU para ejecutarlo sucesivamente.

 

La primera de estas intervenciones consiste en la demolición de 174 viviendas y la construcción de 80 viviendas nuevas, que permita realmente regenerar el barrio, con la entrada futura de nuevos vecinos y con generación de locales comerciales que permitan dinamizar la zona.

 

COMPROMISOS CON OTRAS AAPP

 

En este sentido, ha señalado que la ejecución de estas obras debe cumplir con los hitos comprometidos con el Estado y la Comunidad Autónoma, el primero de los cuales es el del 31 de octubre de 2016 y la efectiva terminación de las obras para el 31 de diciembre de 2017.

 

Para ello, es necesario que se apruebe el proyecto edificatorio ya redactado y que se contraten las obras, previa aprobación del proyecto de urbanización y de la resolución de las alegaciones al Proyecto de Actuación que aún están pendientes, ha indicado el PP en función de las respuestas obtenidas en la reunión.

 

Por otra parte, el Grupo Popular también se ha interesado por las reuniones mantenidas por representantes del gobierno municipal con responsables de entidades bancarias para incrementar el parque municipal de viviendas y la respuesta obtenida es que "se tratan de meros 'sondeos' de la disposición a negociar por los bancos, sin que hasta ahora se haya concretado ni una sola operación".

 

Además, en cuanto a la reunión del Consejo de VIVA, el Grupo Popular ha mostrado su sorpresa después de que se haya cesado al gerente de la Sociedad, César Alonso, sin proceder a nombrar ningún sustituto, "lo que provoca en la práctica el bloqueo de la actividad de la empresa municipal".

 

"Esta marcha atrás en el nombramiento de nuevo gerente está generando las primeras ineficiencias en la gestión del nuevo gobierno al frente de VIVA, así como una serie de gastos innecesarios y del todo evitables", ha señalado el PP, quien ha incidido en que Saravia "se ha visto obligado" a plantear fuera del orden del día la acumulación en su persona de las funciones de la gerencia, "al no darse cuenta del bloqueo que provocaba su decisión de no renovarla".

 

Debido a esta imprevisión y precipitación, la propuesta no venía acompañada de ningún informe jurídico que la avalara, razón por la cual se ha dejado en suspenso hasta recabarlo, ha explicado el PP.

 

A este respecto, ha añadido que además de la "muestra de improvisación" que todo ello supone, la acumulación de funciones en Saravia supondrá costes (escritura pública, registro mercantil y publicación en el boletín oficial) que se podrían haber ahorrado con el retraso del cese del gerente y que se volverán a producir cuando se nombre nuevo gerente.

Noticias relacionadas