Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

El PP de Valladolid pide bajar cinco impuestos y añadir nuevas bonificaciones en 2017

La propuesta del Partido Popular de Valladolid consiste en bajar cinco impuetos e incorporar seis nuevas bonificaciones a las Ordenanzas Fiscales del año 2017, que supondrían un ahorro para las familias de entorno a 10 millones de euros.


 

El portavoz del Grupo, Jesús Enríquez, y el concejal Alfredo Blanco, han presentado en rueda de prensa su propuesta, que esperan pueda ir al pleno de octubre y que contempla reducciones de los impuestos sobre Bienes Inmuebles, Vehículos, Plusvalías, Construcciones y Actividades Económicas.

 

En concreto, la propuesta incluye la rebaja del diez por ciento del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) en un escenario en el que el alcalde, Óscar Puente, "ha dado un catastrazo encubierto a los ciudadanos" tras la subida del diez por ciento de los valores catastrales, según Enríquez.

 

En este sentido y tras asegurar que se ha incumplido el pacto de Gobierno entre PSOE y Valladolid Toma la Palabra para bajar y subir el IBI en función del valor catastral --"ni pagan más los ricos ni han pagado menos los pobres"--, el portavoz del Grupo se ha referido también a la reducción de ese diez por ciento del Impuesto de Plusvalías, lo que conllevaría un ahorro de unos 700.000 euros para los contribuyentes.

 

En el caso del impuesto sobre Vehículos, la rebaja oscilaría entre el 15 y el cinco por ciento en función del caballaje, de modo que se rebajaría un 15 por ciento a los de menos de ocho caballos fiscales, un diez por ciento a los que oscilan entre ocho y 15,99 caballos y un cinco por ciento a los de 16 caballos en adelante.

 

Además de la reducción del diez por ciento para los vehículos de reparto, Blanco ha detallado que una familia de La Rondilla con una vivienda de 90 metros cuadrados y un coche de entre doce y 16 caballos fiscales pasaría de pagar 348 euros en 2016 a 303 en el año 2017, lo que en el caso de una familia de Parquesol, con las mismas condiciones, se traduciría en una reducción de 408 a 363 euros.

 

En el caso del Impuesto sobre Construcciones la modificación, que persigue reactivar el sector, se cifra en el 14 por ciento, mientras que en el de Actividades Económicas (IAE), que solo pagan las empresas con una cifra de negocio superior al millón de euros, se sugiere una rebaja del cinco por ciento para la industria además de replantear el callejero del IAE a fin de buscar que este sector minore mediante la creación de una nueva categoría de calles (que sería la 9).

 

Asimismo, como medida para 2017 proponen rebajar el índice de la octava categoría del 1,430 actual al 1,358, lo que se traduce en un cinco por ciento, según el portavoz, quien se ha mostrado "totalmente en contra" de subir todos los impuestos de situación del IAE "a imagen y semejanza de Zaragoza", algo que a su juicio es contrario a la economía de Valladolid.

 

Jesús Enríquez, quien se ha referido al anuncio para 2017 de subidas del billete del autobús --"se sube más gente pero paga menos"-- y del agua fruto del cambio de gestión, ha considerado que la actual política fiscal, unida a la "paralización de proyectos de inversión", ha hecho que Valladolid se sitúe por debajo de la media de creación de empleo.

 

MÁS BONIFICACIONES

 

El resto de medidas, centradas en favorecer a empresas, Pyme, autónomos y otros colectivos especiales y sensibles, se basan en bonificaciones en materia de vivienda, creación de empleo y medio ambiente.

 

En el primer caso se sitúan las reducciones de IBI para titulares de vivienda protegida (un diez por ciento, lo que beneficiaría a 2.147 personas y se ahorrarían once millones) y para familias numerosas de régimen general (del 40 al 75 por ciento, lo que beneficiaría a 1.400), además del incremento de un diez por ciento (del 55 al 65 por ciento) de la bonificación al impuesto de construcciones por obras de adaptación de viviendas de personas con discapacidad.

 

"Tendría esta medida que tener una acogida favorable", ha destacado Alfredo Blanco, quien ha enumerado también las bonificaciones por la creación de empleo (menos IAE por incremento de contratos indefinidos y menos tasas por inicio de actividad con creación de empleo indefinido) y la rebaja del 35 al 25 por ciento de pago de impuesto de vehículos para aquellos propulsados por Gas Licuado de Petróleo.

 

Todas estas medidas, ha precisado Enríquez, suponen diez millones de euros para el equipo de Gobierno, al que le han "sobrado" 41 del ejercicio anterior, lo que supone que le "quedarían" 31 millones para poder hacer frente a esta propuesta.