El PP de Valladolid pide al Ayuntamiento que apueste por el soterramiento y el Diálogo Social

Antonio Martínez Bermejo y Jesús Enríquez, del Grupo Municipal Popular. JUAN POSTIGO

El principal partido de la oposición municipal en el Ayuntamiento de Valladolid apuesta por continuar el proyecto del soterramiento y eliminar las barreras en la ciudad que provoca el ferrocarril. 

El presidente del Grupo Municipal Popular, José Antonio Martínez Bermejo, y su portavoz, Jesús Enríquez, han presentado las mociones que llevarán al pleno municipal del próximo día 29 de julio, todo ello con una actitud "positiva" y de "gobierno alternativo", con iniciativas positivas para la ciudad.

 

En este contexto, Martínez Bermejo ha asegurado que el Grupo apuesta de forma "clarísima" por el diálogo y así lo harían si gobernaran, pero además considera que es más importante aún en materia de economía y empleo, por eso proponen trasladar la fórmula del Diálogo Social que funciona desde hace muchos años a nivel autonómico al Ayuntamiento de Valladolid.

 

En concreto, el PP aboga por la constitución de una Mesa del Diálogo Social con los agentes económicos y sociales más representativos en el ámbito municipal, de la misma forma que se hace en la Comunidad y se implanta en muchos ayuntamientos, lo que además considera propio de un Consistorio tan importante como el de Valladolid.

 

En dicha Mesa tendrían presencia todos los grupos municipales y se trataría de alcanzar acuerdos para la puesta en marcha de medidas para el apoyo a la creación de empresas y "sobre todo" generar puestos de trabajo, ha explicado Martínez Bermejo, quien considera que esta es "la mejor política social" que se puede hacer, la de facilitar un empleo.

 

En la misma propuesta el PP incluye la creación de otra mesa que debata sobre los servicios sociales, con todos los grupos, las entidades sociales del tercer sector de mayor implantación en el municipio, y una tercera sobre la calidad de los servicios municipales, para su mejora, a pesar de que considera que ya es "muy buena". Ambas tendrían menor "entidad negociadora" que la anterior, ha apuntado.

 

Otra de las mociones que se llevarán a la próxima sesión plenaria pide al gobierno municipal que no se pare ni se "seccione" el soterramiento, de tal forma que no se "condene" a un "apartheid" a los ciudadanos con la "mutilación" del Plan Rogers, que según ha recordado Jesús Enríquez se aprobó con un amplio consenso en 2009 tras un debate "muy amplio".

 

DIFICULTADES ECONÓMICAS "SALVABLES"

 

En este sentido, considera que "no hay razón" para "mutilar" el Plan  y aunque ha admitido que hay dificultades financieras, considera que son "salvables", dado el repunte de la economía, que cree que puede revertir la munusvalía del precio de los terrenos liberados.

 

A esto ha añadido la buena situación financiera del Ayuntamiento, con superávit y capacidad de endeudamiento que ya se ha utilizado en otras épocas -ha puesto como ejemplo las obras del Nuevo Estadio José Zorrilla para el Mundial de 1982-. Además, ha incidido en que esta buena situación puede permitir avalar el 25 por ciento que corresponde al Ayuntamiento en la Sociedad Alta Velocidad 2003 y reestructurar los préstamos.

 

En la moción, ha destacado Enríquez, y en la misma línea que el Gobierno municipal, se pide más implicación al resto de socios de la Sociedad como el Grupo Fomento y la Junta de Castilla y León y se reclama al Estado que pague las obras que la Sociedad ha hecho por cuenta suya, de manera que ese dinero pueda "aliviar" su situación.

 

De la misma forma, el Grupo pide que se acelere el traslado de los talleres de Renfe, ya que permitiría "reparcelar" los terrenos de su actual ubicación, urbanizar y su venta, que corresponde a la Sociedad, para lo que hay que cerrar un convenio con Renfe, que cedería estos terrenos a la entidad.

 

Con estas medidas y una reestructuración del crédito, el PP cree que se puede sacar adelante el proyecto y no dejar a la ciudad sin un proyecto que ha calificado de "irrenunciable".

 

Una tercera propuesta del PP para el próximo pleno apuesta por la puesta en marcha de un plan de revitalización del centro urbano y apoyo al comercio y a los autónomos financiado con los ingresos públicos obtenidos de la reforma del Centro Comercial Vallsur.

 

Así, el presidente del Grupo ha explicado que piden que se conceda la licencia que permita llevar a cabo la ampliación de Vallsur, que supondría una inversión de 25 millones de euros -además de entre 250 y 275 empleos directos-, lo que generaría a las arcas municipales 4,5 millones de euros, que "no sobran", y que se podrían destinar al citado plan. Además, cree que la ampliación del Centro dinamizaría el comercio de la zona sur.

 

"No estamos para rechazar dinero", ha señalado Martínez Bermejo, quien ha defendido la apuesta por el pequeño comercio, los autónomos y los emprendedores, pero también permitir inversiones que considera buenas para la ciudad.