El PP de Valladolid critica que el equipo de Gobierno tiene sin ejecutar "44 millones" en inversiones

Antonio Bermejo y Alfredo Blanco atienden a los medios de comunicación. A. MINGUEZA

Prevé que el denominado "tripartito" reducirá en un 56% este capítulo en el Presupuesto de 2016.

El Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Valladolid ha criticado este miércoles que el equipo de Gobierno formado por PSOE y Valladolid Toma la Palabra y al que denominan como "tripartito" tiene aún sin ejecutar "cerca de 44 millones de euros" que el anterior Ejecutivo del PP tenía previsto dedicar a inversiones este año.

  

En un comunicado recogido por Europa Press, el Grupo Popular ha destacado que las inversiones ejecutadas por el anterior Gobierno municipal durante los cuatro primeros meses de 2015, triplican a las ejecutadas por el actual en el mismo período transcurrido desde su toma de posesión, el pasado 13 de junio.

  

Los 'populares' han considerado que se trata de una "clara muestra de dejadez y abandono", ya que aseguran que en estos primeros cuatro meses sólo se han "comprometido y ejecutado" ocho millones de euros en inversiones, mientras que el Gobierno de Francisco Javier León de la Riva, en los 4 meses comprendidos entre febrero y mayo ejecutó 26,5 millones de euros, es decir "más del triple de lo ejecutado por el tripartito".

  

Además, han apuntado que el PP incorporó remanentes a las inversiones de 2015, por lo que mantienen que están sin ejecutar cerca de 44 millones de euros, "lo que es preocupante a estas alturas del año, cuando como mucho queda mes y medio para poder ejecutar el presupuesto".

  

Asimismo, el Grupo Popular ha asegurado que el Gobierno municipal "ha aportado la primera cifra estimativa para el presupuesto del ayuntamiento para el año 2016" y que han cifrado en 22 millones de euros. Por ello, al haber destinado el anterior equipo 50 millones de euros en el capítulo de inversion supone una reducción de la inversión pública en Valladolid en un 56% menos.

  

Cabe recordar que el Ejecutivo de Francisco Javier León de la Riva computó como inversión real para el ejercicio 2015 los 19,5 millones de euros que ha tenido que abonar el Ayuntamiento para expropiar, obligado por sentencia judicial, los terrenos de Finca Zambrana.

  

En todo caso, el Grupo Popular ha tomado como referencia la cifra total de inversión, con las que defiende que "se ponen en marcha nuevos centros de mayores, centros cívicos, centros de educación infantil, instalaciones deportivas, instalaciones culturales, calles, alumbrado público, centros educativos de infantil y primaria y otros muchos más elementos, así como el mantenimiento y conservación de calles, colegios, y todas las instalaciones municipales".

  

Además, han aseverado que "las inversiones municipales son generadoras de empleo directo e indirecto en el momento de su construcción, conservación y mantenimiento", así como de empleo público municipal para su puesta en marcha y funcionamiento.

 

INCIDENCIA EN EL EMPLEO

  

Por ello, reprochan que el Gobierno "tripartito" dejará de invertir en 2016 "casi 2 de cada 3 euros" que se destinan para ese fin. Con esta reducción, auguran que las inversiones y empleo en la ciudad de Valladolid "se verán mermadas de manera considerable en un momento en que se empiezan a ver elementos de recuperación económica", por lo que han definido esta posible cifra de inversión como "un verdadero recorte presupuestario y social" que "puede hacer peligrar el futuro de la ciudad".

  

El Grupo Popular ha añadido que además de "no poder construir nuevas instalaciones para la prestación de servicios públicos municipales se puede generar un importante deterioro en las existentes que acabe perjudicando el servicio público que se presta a los ciudadanos".

  

Además, consideran que las empresas de Valladolid van a ver minoradas en un 50% sus posibilidades de poder licitar con la Administración Local, "aspecto que puede repercutir negativamente en sus trabajadores a la hora de conservar sus puestos de trabajo".

  

En definitiva, han advertido "del riesgo que esta enorme reducción de inversiones públicas municipales puede suponer" y de que la política de gestos "se acaba cuando no se materializa en realidades físicas de nuevas instalaciones que demandan los vecinos y los barrios de Valladolid".

  

Por ello, han reclamado al Gobierno municipal que "tome nota" de otras administraciones como la Diputación de Valladolid y promueva la negociación y el consenso en los presupuestos municipales para el año 2016. "Hasta ahora sólo hemos sido testigo de ralentizaciones, paralizaciones y falta de transparencia a la hora de fijar los presupuestos de la ciudad para el año que viene", han lamentado.