El PP de Valladolid apuesta por mantener la gestión del agua por concesión, ya que "ha sido un éxito"

Asegura que el equipo de Gobierno ha presentado "datos sesgados" para asegurar que se han dejado de invertir 96 millones de euros.

El Grupo Municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Valladolid ha apostado este miércoles por mantener la gestión del agua mediante concesión a una empresa privada ya que, como ha recalcado el portavoz de la formación y exresponsable del Área de Medio Ambiente, Jesús Enríquez, este sistema ha supuesto "un éxito" en los 19 años en los que por ahora ha estado vigente.

  

Según ha explicado el edil 'popular' en declaraciones recogidas por Europa Press, este miércoles el equipo de Gobierno ha explicado a los grupos municipales el informe sobre la gestión del ciclo del agua, que señala un déficit de inversión de 96 millones de euros que achaca al anterior Ejecutivo municipal del PP y que, según Enríquez, se basa en "datos sesgados".

  

El portavoz 'popular' ha recordado que el próximo año finalizan las concesiones de la gestión del ciclo del agua de la ciudad (abastecimiento de agua y alcantarillado y depuración), y ha aseverado que la medida de privatización tomada por el primer Gobierno del Partido Popular en 1997 "ha sido un éxito", pues "todas las desventajas que vaticinó la izquierda no se han cumplido".

  

Así, ha explicado que "se dijo que se iba a encarecer el precio del agua y hoy Valladolid está entre los precios más baratos de España"; la eficiencia de la red "está cerca del 80 por ciento cuando, con la empresa pública ASVA apenas superaba el 50 por ciento", mientras que el agua que se bebe es de mejor calidad y se han solucionado "los problemas de mal sabor, con la instalación de filtros de carbono activo en las potabilizadoras".

  

Sin embargo, ha interpretado tras la reunión celebrada este miércoles que el equipo de Gobierno quiere liquidar este modelo con un informe que, en su opinión, presenta "datos sesgados" sobre las inversiones realizadas estos años, al tiempo que "no ha dicho ni una palabra sobre si subirá el precio del agua a los usuarios".

  

Enríquez afirma que hoy no ha visto una predilección por parte del equipo de Gobierno hacia uno de los cuatro posibles modelos que se plantean -concesión pública a empresa privada, sociedad mixta, sociedad pública o incluirlo como un servicio municipal más- pero sí que ha subrayado que percibe que los partidos que forman el Ejecutivo -PSOE y Valladolid Toma la Palabra- han "reculado" pues durante la campaña apostaban por una remunicipalización del servicio.

  

Por su parte, el Grupo Municipal Popular mantiene su apuesta por la concesión pública, ya que "ha demostrado ser una buena fórmula de gestión para el Ayuntamiento y para los vecinos".

  

Enríquez ha manifestado que espera que la decisión que adopte en los próximos meses el equipo de Gobierno "obedezca, exclusivamente, a criterios de eficiencia en la prestación de un servicio público esencial como el del agua y no a planteamientos dogmáticos".

  

En la reunión explicativa celebrada hoy sobre los posibles escenarios de gestión futura, como ha recordado Enríquez, se ha indicado que el Ayuntamiento habría ingresado en concepto de canon 123,7 millones de euros y que se han realizado inversiones por valor de 27.

  

Esto, según ha detallado, ha provocado su intervención en el encuentro ya que lo considera "una lectura sesgada de la realidad" pues "no se han computado, como inversiones realizadas, las nuevas instalaciones y las importantes mejoras introducidas en el ciclo del agua durante la vida de la concesión por el Ayuntamiento". Como ejemplo, ha citado la potabilizadora de San Isidro, con un presupuesto superior a los 13 millones de euros, que "sólo se ha computado parcialmente".

  

De hecho, según el concejal del PP "los técnicos municipales presentes que han reconocido que en el estudio dado a conocer hoy, no han contabilizado las inversiones realizadas en la mejora y ampliación del ciclo del agua". Por ello, ha reclamado que se facilite un listado de todas las obras realizadas en el ciclo del agua desde 1997 para demostrar que el canon obtenido se ha destinado a mejorar la calidad del servicio.

  

Por último, Jesús Enríquez ha subrayado que existen concesiones públicas como las de Valladolid en "numerosos ayuntamientos españoles de todos los colores políticos", ya que entiende que "no es una cuestión ideológica, sino de elegir dentro de los distintos sistemas de gestión de los servicios públicos, el que mejor pueda servir para garantizar el mejor servicio al menor coste posible".

  

En cualquier caso, el Grupo Popular ha manifestado la "mejor disposición" para colaborar en definir el modelo de gestión del ciclo del agua en nuestra ciudad para los próximos años, por lo que participará en la Comisión formada por técnicos y por representantes de los grupos políticos que tomará la decisión sobre la gestión.