El PP asume que perderá votos pero confía en retener Alcaldías con una mayoría simple

Mariano Rajoy, durante su visita a Salamanca (Foto: Alba Villar)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, reconoce que echar al PP de los ayuntamientos exige pactos múltiples en poco tiempo.

 

PRESUMIR DE LA BUENA GESTIÓN EN LOS MUNICIPIOS

  

En el PP son conscientes de que muchos de sus votantes están descontentos por las medidas aprobadas esta legislatura, sobre todo las subidas impositivas. No obstante, confía en que los ciudadanos recompensen al final su "buena" gestión municipal y perciban que la mejoría que prometen llegará pronto al bolsillo de todos, sostienen fuentes 'populares'.

  

En los últimos meses el PP ha puesto en valor las ayudas que el Ejecutivo de Mariano Rajoy ha dado a los ayuntamientos para que puedan afrontar la prestación de servicios sociales en medio de la fuerte crisis económica.

  

La última ayuda ha sido esta misma semana, ya que el Ministerio de Hacienda ha hecho efectivo el pago de 683,4 millones de euros a los ayuntamientos de las ocho Comunidades Autónomas que se han adherido al denominado Fondo Social del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA).

  

Ese dinero, que beneficia a casi 2.700 consistorios, tiene como objetivo saldar las deudas contraídas por las comunidades con los ayuntamientos en la prestación de servicios sociales, educativos y sanitarios.

La dirección nacional del PP considera que tras las elecciones municipales del próximo 24 de mayo podrá conservar buena parte de su actual poder municipal porque, allá donde logre ser la lista más votada, para arrebatarle la alcaldía la oposición tendría que cerrar un pacto precipitadamente a dos, tres y hasta cuatro bandas, y todo ello en un escenario complicado porque apenas faltan seis meses para las generales.

  

Así, fuentes 'populares' consultadas por Europa Press explican que, en virtud de la vigente Ley Orgánica de Régimen Electoral General (LOREG), muchos de sus candidatos a la Alcaldía podrán ser regidores porque, a falta de mayoría absoluta, en segunda votación se convierte en alcalde la lista más votada en los comicios.

  

En concreto, el artículo 196 de la Ley Electoral --que explica el procedimiento para elegir alcalde--, indica que si algún candidato obtiene la mayoría absoluta de los votos de los concejales es proclamado electo. Pero si ninguno de ellos obtiene esa mayoría "es proclamado alcalde el concejal que encabece la lista que haya obtenido mayor número de votos populares en el correspondiente municipio".

  

Por lo tanto, según los análisis que manejan en 'Génova', el PP volverá a ser la fuerza más votada en muchos consistorios el 24 de mayo y, donde no hayan obtenido directamente la mayoría absoluta para ser elegidos en primera votación, confían en lograr el bastón de mando municipal en la segunda, aprovechando las dificultades de un pacto en su contra.

  

Y es que la constitución de los ayuntamientos ya está programada para el 13 de junio, con que PSOE, IU, Podemos o Ciudadanos tendrían que cerrar un pacto múltiple en poco menos de tres semanas, que son las que transcurren desde que se conocen los resultados hasta que se vota al alcalde.

  

Fuentes de la dirección nacional admiten que el sistema de elección de presidente autonómico en los Parlamentos regionales no les favorece tanto porque los plazos son más laxos ya que primero hay que constituir la Cámara y después preparar la investidura, que puede votarse hasta dos veces. En el caso andaluz, por ejemplo, la segunda votación de la investidura de Susana Díaz se va a producir en junio, tres meses después de los comicios.

 

EN LAS AUTONÓMICAS HAY MÁS MARGEN PARA SER EXCLUIDO

  

Se trata por tanto de un tiempo que da más margen a descabalgar al partido más votado y que hace más fácil que el PP pueda perder poder territorial en algunas autonomías y esté necesitado de buscar acuerdos con formaciones como Ciudadanos para asegurarse la continuidad.

  

En el cuartel general de los 'populares', subrayan también que, a a la hora de determinar el ganador de las elecciones municipales, juega a su favor el hecho de que el PP sea la formación que más listas ha presentado en toda España, pues entienden que eso ya puede ser el prólogo de sumar  más votos y concejales que otros partidos en el cómputo global.

  

En esos comicios se van a elegir 8.122 alcaldías y el Partido Popular presenta un total de 7.342 candidaturas. Le sigue el PSOE, con un total de 7.200 listas y a más distancia, Izquierda Unida (1.943) y UPyD (407).

  

Según los datos de hace cuatro años, el PP logró 8.476.138 votos (37,54 %) y 26.507 concejales, mientras que el PSOE obtuvo 6.275.314 votos (27,79%) y 21.766 ediles. En tercera posición, IU con 1.437.061 sufragios, seguida de CiU (779.188) y UPyD (464.824).