El portavoz de Sí Se Puede en la Diputación de Valladolid cobrará 2.270 euros al mes

Charo Chávez de Sí Se Puede.

Las limitaciones salariales netas son de tres veces el salario mínimo interprofesional y de un plus por cada hijo a su cargo. La formación asegura que sus remuneraciones están contempladas en su Código Ético. 

El grupo municipal de Sí Se Puede ha querido aclarar, a través de un comunicado, que los sueldos de sus concejales electos se circunscriben al código ético de Podemos. De esta forma, las limitaciones salariales netas son de tres veces el salario mínimo interprofesional, si bien añaden que por cada hijo a su cargo se añadirá entre el 0,5 a dos salarios mínimos interprofesionales.

 

“Las retribuciones que excedan esta limitación se donarán a causas sociales, mediante el Proyecto Impulsa, y al funcionamiento del partido. En el caso de Valladolid es destacable la elección colectiva y abierta del proyecto Entrevecinos como destinatario”, explicaban el comunicado.

 

Asimismo, dicen que las percepciones de todos los cargos políticos se publicarán en el portal de transparencia. “Por ejemplo, en el caso de Héctor Gallego percibirá como máximo 2.270 euros mensuales (3,5 SMI) por tener un hijo a cargo, donando el restante, indiferentemente de si son percepciones por su cargo de diputado provincial, como del de concejal”, continúan.

 

También explican que referente al debate del pleno de la Diputación de Valladolid “queremos hacer constar que en uno de los puntos del mismo trataba sobre las dedicaciones exclusivas de los diputados, pero no de las cuantías percibidas, que dependen del propio reglamento de la Diputación, equiparando los diferentes cargos a una escala de niveles funcionariales”.

 

Creen “necesario” el debate sobre la disminución salarial y la reforma del reglamento para adaptarlo “a niveles más razonables”. Aunque consideran más importante controlar que el reglamento “permita al presidente una arbitrariedad total a la hora de designar hasta seis dedicaciones exclusiva. “Entendemos que deben plantearse criterios objetivos dependiendo del número de diputados de un determinado grupo. Esta arbitrariedad ha supuesto que el PSOE disfrute de dos dedicaciones parciales que en principio no le correspondían”, concluyen.