El Polígono San Cristóbal acogerá el primer Centro de Tratamiento de Residuos de Valladolid

Terreno municipal donde se ubicaría el nuevo Centro de Gestión de Residuos, en la Calle Nitrógeno 6 del Polígono San Cristóbal. A.MINGUEZA

Todavía sin plazos hasta que se encuentre adjudicatario, se espera que acoja las 120.000 toneladas de deshechos del polígono y de otros cercanos. Tendrá un coste algo superior a los 200.000 euros.

Valladolid, y más concretamente el Polígono de San Cristóbal, contará muy pronto con el primer Centro de Tratamientos de Residuos tanto peligrosos como no peligrosos, una reivindicación que pedían desde la Asociación de Empresarios del nombrado Polígono y que parece que por fin se hará realidad. Eso sí, por ahora son más las incógnitas que los detalles que se conocen, tal y como explicaron este lunes el alcalde. Óscar Puente, y la concejal de Medio Ambiente y Desarrollo, María Sánchez.

 

¿Y cuáles son estos detalles? Pues que se instalaría en la calle Nitrógeno 6, en una parcela de propiedad municipal, que por ahora habría que sacar a concurso público todo para que una empresa adjudicataria se hiciera cargo, que la construcción podría alcanzar un coste de entre 200.000 y 250.000 y, por último, que de esta manera se podrían gestionar las 120.000 toneladas –120.000.000 kilos, para ser más claros- de deshechos que producen las muchas empresas que operan allí.

 

De esta manera todavía se desconocen los plazos de tiempo en los que se movería esta operación, si bien Óscar Puente quiso valorar la obra como algo beneficioso para todos.

 

“Se trata de poner en valor esta parcela”, comenzó el alcalde de Valladolid. “Cumple con los requerimientos legales, es una actuación que hay que poner en marcha lo antes posible. Es un proyecto que abarata la gestión del residuo y se trataría de obtener un cánon con la gestión de la explotación a una empresa”. Además, destacó el primer edil, se generarían nuevos puestos de trabajo, y todo el mundo saldría beneficiado desde el punto vista, “industrial, medioambiental, económico y público”.

 

Ahora el próximo paso, además de sacar la licencia a espacio público –ya se han mostrado interesadas tres empresas, aunque se desconoce el nombre-, es pedir las licencias medioambientales a la Junta de Castilla y León. “Vamos a convocar una reunión lo antes posible, ya que serían ellos los que tendrían que otorgar la licencia ambiental para este tipo de centro. Parece viable y queremos ponerla en marcha lo antes posible, ya que podría acoger residuo no solo de este polígono, sino de otras zonas cercanas”.

 

 

TONELADAS DE RESIDUOS

 

Fue entonces cuando la concejal de Medio Ambiente, María Sánchez, tomó la palabra para explicar los pormenores de la actuación. “Actualmente en este polígono se recogen unas 120.000 toneladas de residuos al año”, arrancó. “Esto le supone al Ayuntamiento de Valladolid unos 450.000 euros. De ese residuo que se recoge, el 80% no tendría que ser recogido, el 20% sí es de carácter urbano, pero el resto no. Este centro podría recoger materiales peligrosos y no peligrosos tales baterías de coches, aceites, ordenadores, equipamientos eléctricos...”.

 

“El Ayuntamiento cedería la parcela, daría un pliego de condiciones y lo gestionaría una empresa que ganase la licitación y los gastos correrían a su costa, evidentemente”, concluyó la encargada de Medio Ambiente.