El policía atrincherado en Alcobendas se pega un tiro

El inspector de Policía que desde mediodía se ha atrincherado en un restaurante chino de la localidad madrileña de Alcobendas finalmente se ha pegado un tiro con su propia arma reglamentaria.

El inspector, destinado en la sección de Condecoraciones de la División de Formación de la Policía Nacional, ha hecho uso de su arma, tal y como había amenazado. Los servicios médicos han intentado salvar su vida actuando con rapidez pero no han podido hacer nada puesto que se había disparado en la cabeza. 

 

El inspector acudió en torno a mediodía al restaurante chino, ubicado en la calle Marqués de la Valdavia de Alcobendas, solo, comió y estaba aparentemente tranquilo, según el testimonio de los empleados del establecimiento.

 

El hombre amenazaba con suicidarse y los negociadores de la Policía no han podido hacerle desistir y entrar en el establecimiento, dado que el inspector portaba un arma y llegó incluso a disparar al aire a lo largo de las más de diez horas que llevaba atrincherado en el local.

 

Se trata de un inspector de 45 o 46 años y no consta que tenga problemas mentales ni de adicciones. Según ha relatado el dueño del local se encontraba comiendo solo y tranquilo hasta que al entrar otros agentes, ha sacado su pistola, y ha amenazado con matarse. 

Noticias relacionadas