El Pleno del Ayuntamiento de Valladolid anula la 'comfort letter' de León de la Riva

El PP advierte del 'lío' en el que puede meterse el Ayuntamiento de Valladolid tras la anulación de la 'comfort letter' que firmó el ex alcalde Francisco Javier León de la Riva.

El Pleno del Ayuntamiento de Valladolid ha aprobado este jueves la declaración de nulidad de la carta de conformidad firmada por León de la Riva, como garantía para el préstamo suscrito por la Sociedad Valladolid Alta Velocidad en 2011, merced a un acuerdo con los votos a favor de PSOE, Toma la Palabra, Sí Se Puede y Ciudadanos, con abstenciones del concejal no adscrito, Jesús Presencio, y el Grupo Popular, que ha advertido del "lío" en el que considera que el equipo de Gobierno ha metido al Consistorio.

 

En una hora de debate, la mayoría de los grupos políticos ha dejado clara su posición ante el trámite planteado por el equipo de Gobierno que los tres grupos que votaron a favor de la investidura del alcalde, Óscar Puente, y el de Ciudadanos han respaldado para anular el documento con el que León de la Riva dio garantías para la devolución del crédito de 404 millones de euros, del que corresponden al Ayuntamiento de Valladolid un total de 101 millones en relación a su participación en la Sociedad --25 por ciento--.

 

Por su parte, el presidente del Grupo Municipal Popular, Antonio Martínez Bermejo, ha reconocido que la carta de conformidad firmada por el que fuera alcalde de su partido durante 20 años "debe ser declarada nula de pleno derecho", pero ha advertido de las posibles consecuencias, entre las que ha citado que, según el contrato de novación del préstamo, firmado el pasado 31 de marzo, la anulación del documento supondría la extinción del contrato y las entidades bancarias acreedoras "podrían ejercer sus derechos".

 

Por ello, el representante del PP en el Ayuntamiento ha reprochado al alcalde de la ciudad que puede haberla metido "en un lío tremendo" y poner "en riesgo" la operación del soterramiento de las vías de ferrocarril, motivo por el cual ha justificado la abstención del Grupo Popular.

 

En este punto, ya en la segunda intervención del presidente del Grupo en el debate, ha intervenido el alcalde de la ciudad para aseverar que "el lío lo tiene el PP", pues considera que tiene que ver "cómo sale de ésto" después de haber pasado cinco años desde la firma del crédito, con 100 millones de euros de deuda y "ni un metro de soterramiento" ejecutado.

 

En este sentido, el portavoz del Grupo Socialista, Pedro Herrero, ha señalado que los cuatro años que transcurrieron entre la firma de la carta de conformidad y la entrada del actual equipo de Gobierno supusieron la "ocultación" de este documento, al que ha definido como "el mayor engaño de la historia del Ayuntamiento de Valladolid".

 

El portavoz del PSOE ha centrado su primera intervención en la figura del concejal del PP Alfredo Blanco, que entre 2007 y 2015 tuvo delegada el Área de Hacienda y que, según ha especulado, sería el edil al que León de la Riva se refiere en su escrito de alegaciones en el que señala que en todos los documentos que firmó como alcalde daba por hecho que se habían realizado los trámites oportunos, los cuales correspondían al concejal responsable.

 

Así, ha reiterado a Alfredo Blanco la petición de que dé explicaciones sobre el proceso que llevó a la firma de la 'comfort letter', "mejor ahora que no cuando se lo exija el juez". Estas palabras y otras afirmaciones han motivado la intervención del edil del PP por alusiones, pues las considerado como "ofensas" y calificado de "desproporcionadas".

 

Por ello, ha advertido de que se reserva su derecho a ejercer acciones legales, pues entiende que la libertad de expresión que ampara a los representantes políticos en los plenos excluye "imputaciones o expresiones injuriosas".

 

EXPEDIENTE DE 1.500 PÁGINAS

 

Alfredo Blanco, que en su intervención inicial ha defendido que su nombre no figura mencionado en las 1.500 páginas del expediente que ha generado todo lo relativo a la carta de conformidad, ha sido interpelado posteriormente por el propio alcalde para que dijera expresamente si, como concejal, participó en el proceso de la firma. Blanco ha asegurado que ya había manifestado públicamente que no intervino en "la elección del procedimiento", algo que una de las personas presentes en el público ha calificado de "mentira".

 

El portavoz socialista, asimismo, ha advertido de que si el Grupo Popular no votaba a favor de la declaración de nulidad supondría que mantiene su papel de "abogado de los pobres bancos" que en estos cinco años "han ganado 112 millones de euros" mientras las vías del tren están "igual que estaban".

 

En este punto no han estado de acuerdo los 'populares', cuyo presidente ha reprochado al equipo de Gobierno que se "empeñe" en negar que se hayan hecho obras con los 404 millones del crédito que hayan beneficiado a la ciudad, pues consideran que sin ello no se podría haber ejecutado el nuevo complejo de talleres ni los túneles del Pinar de Antequera, finalizados en 2012.

 

Por otro lado, el concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, ha recordado a los 'populares' que "no se puede supeditar la legalidad" ante la oportunidad que suponía poder afrontar el proyecto del soterramiento. En este sentido, ha recordado a las entidades acreedoras que el Ayuntamiento tiene créditos vigentes con ellas y que es "buen pagador", pero "siempre que se haya firmado de forma legal", no de forma "nula de pleno derecho", como el Ayuntamiento ha declarado este jueves la carta de conformidad.

 

A juicio de Saravia, "es necesario acabar con la sangría de unos intereses brutales y de quedar cautivos de un crédito". El concejal ha recordado que en la tarde de este jueves acudirá a una reunión de la Sociedad Alta Velocidad para tratar el plan de viabilidad.

 

Mientras tanto, la portavoz de Sí Se Puede, Charo Chávez, ha criticado que la firma de la carta de conformidad fue "un ejemplo" de la gestión de "la política como un cortijo propio" y de la "falta de transparencia" que tuvo el PP durante los años de Gobierno municipal de León de la Riva. De hecho, ha censurado que el documento se suscribió "sin procedimiento" y sirvió para avalar la operación y "comprometer el futuro de la ciudad".

 

SARAVIA "NUNCA HA CREÍDO" EN EL SOTERRAMIENTO

 

La portavoz de Ciudadanos, Pilar Vicente, por su parte, se ha posicionado a favor de la nulidad, pero ha reprochado el enfrentamiento entre el PSOE y el PP, a quienes ha reclamado que dejen "la pelea" y miren por los intereses de los ciudadanos. No obstante, ha considerado que otro "problema" actual para el futuro de la operación ferroviaria es que el concejal de Urbanismo "nunca ha creído" en ella.

 

El concejal no adscrito, Jesús Presencio, que se ha abstenido en la votación ha considerado que la gestión del exalcalde del PP no fue buena, pero ha advertido de que actualmente considera que tampoco lo es la del actual equipo de Gobierno. "Llevan un año y todavía no han determinado si son galgos o podencos", ha ironizado Presencio en relación a la posición del PSOE y Toma la Palabra sobre el proyecto de soterramiento.

 

Noticias relacionadas