El Pisuerga seguirá subiendo su caudal "hasta niveles de alarma", pero no supone peligro

Así lo ha asegurado José Valín, presidente de la Confederación Hidrográfica del Duero, que ha explicado que este lunes se alcanzaron los 570 metros cúbicos por segundo, una situación de alerta, pero no de alarma.

SITUACIONES POSIBLES DEL PISUERGA:

 

Alerta: La primera de las dos posibles fases, supone un simple aviso para conocimiento de la ciudadanía y para aconsejar precaución. No suele suponer mayores problemas. Se alcanza con algo más de 500 metros cúbicos de agua por segundo.

 

Alarma: La segunda de las dos fases, indica que ya puede haber riesgo serio. En todo caso, no alcanza ni mucho menos a considerarse como desastre natural. Se pueden inundar las instalaciones más cercanas al río, en este caso el Paseo y la Playa de las Moreras.

“La situación de los ríos de Castilla y León es de alerta general, pero por ahora no hay mayor peligro de inundaciones”, se expresaba este martes José Valín, presidente de la Confederación Hidrográfica del Duero. “Esto significa que tanto nosotros como los ciudadanos debemos estar atentos, pero no se llega ni mucho menos al infortunio”. El río, sin ir más lejos, “ya vivió esta situación el año pasado”, según Valín.

 

De esta manera, el Pisuerga alcanzó a la largo de este lunes un caudal de 570 metros cúbicos por segundo, lo que supone una situación de alerta, pero no de alarma, por el momento. “Las lluvias del domingo, muy intensas, están pasando factura en estos momentos, lo que tarda el agua en llegar hasta las zonas más bajas, por lo que aumentará un poco más en los próximos días por influencia del Arlazón y el Carrión, que también bajan crecidos”, ha seguido el presidente de la CHD, en referencia a miércoles y jueves.

 

Por su parte el Esgueva también llegó a una situación peliaguda en las últimas horas, ya que este sí entró en situación de alarma, un estado más peligroso que el de alerta, en la noche del lunes al martes en Torre de Esgueva con un repunte, que por cierto también ayudará al ya nombrado incremento del Pisuerga en estas próximas fechas. Además, habrá que estar atentos porque para el viernes se prevén más lluvias.

 

En todo caso, el mensaje de Valín para la ciudadanía fue claro, y de hecho lo repitió varias veces; no hay motivo, ni mucho menos, para la preocupación. El caudal del Pisuerga por Valladolid rondará estos días los 700 o 750 metros cúbicos por segundo, mientras que la alarma “está cifrada en algo más de 800”, cifra que se puede alcanzar el jueves, probablemente por poco. La última vez que se llegó a una situación preocupante fue en el año 2001, cuando se alcanzaron los 2.400.

 

 

Esta situación, después de las fuertes lluvias del domingo, ha tardado unos cuantos días en darse en el centro de la ciudad por el lapso de tiempo que tarda en bajar el caudal y, por supuesto, por los deshielos.

 

EMBALSES

 

En cuanto a los embalses de la comunidad, José Valín también transmitió un mensaje de normalidad. “Hay unos cuarenta bajo nuestro control, y si bien es cierto que ahora mismo se encuentran todos cerca del 82% de su ocupación [nunca pueden estar al 100% por motivos de seguridad], se van vaciando de manera controlada en función de estas fuertes lluvias que estamos teniendo”.

 

“No podemos soltarlos de manera incontrolada, ya que si lo hiciéramos precisamente ayudaríamos a que se pudieran desbordar algunos ríos”, ha seguido Valín.

 

Por último trató una subida en Viana de Cega, “lugar donde no suele subir el cauce, pero cuando lo hace, lo hace de manera fuerte”. Y es que allí se ha creado un muro de protección estos días, en previsión de lo que pudiera pasar, aunque tampoco se espera que pase a más. 

Noticias relacionadas