El pequeño y medio comercio de Valladolid creció un 2% en 2014, según Avadeco

Ángel Nuevo, director comercial de Comercyl, y Alejandro García Pellitero, presidente de Avadeco. A.MINGUEZA

El 59% de todos estos comercios considera que el recién concluido año fue mejor que 2013. “Somos optimistas y esperamos que crezca más en 2015”, dicen desde la Agrupación.

La recuperación económica comienza a asomarse tímidamente a Valladolid. No hay mejor manera de hablar de economía que con datos, y si nos agarramos a estos, el comercio de la ciudad tiene motivos más que suficientes para decir semejante frase alto y claro. Como muestra, un botón. O varios. Un 59% de los 9.569 autónomos integrados en la Agrupación Vallisoletana de Comerciantes de Valladolid –Avadeco- creen que 2014 ha ido mejor en ventas que en 2013, frente al 15% que cree que ha sido similar y el 26% que lo ve peor. Para que se haga una idea, el año anterior los optimistas fueron solo fueron el 4%.

 

Más números. Los trabajadores de todas estas empresas aumentaron en 450, pasando así de 21.950 a 22.400. Y más. El pequeño y medio comercio de Valladolid ha vendido, y por tanto mejorado, un 2% en 2014 respecto a 2013. Cifras que, según parece, hacen que todos los comerciantes tengan motivos para ver el vaso medio lleno.

 

“Sin duda se trata de un balance positivo”, ha comenzado explicando Alejandro García Pellitero, presidente de Avadeco, a los medios este jueves, en la presentación de la habitual encuesta observatorio del comercio de Valladolid. “2015 va a ser mejor, estamos satisfechos y a principios de 2016 esperamos poder decir que el crecimiento ha sido mayor del 2%”.

 

¿Pero cuáles son los sectores que más repunte han dado en este salto hacia adelante? “Mucho ha tenido que ver el equipamiento del hogar, que en anteriores años había acusado la crisis del ladrillo y la venta de vivienda”, siguió Pellitero. Efectivamente, este campo comercial llevaba cinco años con descensos cercanos al 10%. “El equipamiento de la persona, ropa y complementos, junto al deportivo, también han tenido una ligera subida”.

 

Octubre y noviembre fueron los peores meses, según el máximo dirigente de la Agrupación, ya que “el mal tiempo tardó en llegar” y ahí pagaron los platos rotos los comercios de ropa de invierno. Por cierto que, según los autónomos consideran como factores más relevantes para sus negocios la competencia de los centros comerciales, la de la venta por internet, la ralentización del consumo privado y, por último, la apertura de domingos y festivos.

 

ABRIR EN FESTIVOS

 

No es baladí este último punto, después de que hace ya más de un año el Ayuntamiento de Valladolid, en consonancia con la Junta, fijará en dieciséis los días que podían abrir los comercios de más de 300 metros cuadrados en el centro de la ciudad, tales como El Corte Inglés, y frente al que los pequeños y medios establecimientos se están viendo perjudicados.

 

En la encuesta de Avadeco, solo un 7% ve aceptable las ventas en estas jornadas festivas, en comparación con el 10% que lo tilda de regular y el 83% de malas. “Las aperturas en domingos y festivos deberían...”, dice la siguiente pregunta del test a los empresarios. 3% responde aumentar y 97% reducir. Más claro, agua.

 

Por otra parte, desde la Agrupación se aprovechó también para hacer balance del primer aniversario de la instauración de la tarjeta Club Fidelis en Valladolid, que permite acumular puntos en diferentes comercios de la ciudad. Más de 30.000 personas la usan ya en toda la Comunidad y se han tramitado hasta tres millones de euros en sus más de 100.000 operaciones de compra, por cierto, realizadas en más del 80% de los casos por mujeres.

 

“Concluyendo, que esto es un proceso lento, pero lo peor ya ha pasado y parece que ahora solo podemos mejorar”, cerró Alejandro García.