El pequeño comercio de Valladolid secunda un apagón en sus escaparates en protesta por la apertura de festivos

El pequeño comercio de Valladolid secundará desde este martes y hasta el jueves un apagón en sus escaparates en protesta por la decisión de la Junta de ampliar la apertura de festivos.

 

Así lo han anunciado los presidentes de Fecosva y Avadeco, Javier Labarga y Alejandro García Pellitero, quienes en una rueda de prensa conjunta han destacado que el apagón se producirá tras la hora de cierre y se acompañará de la colocación de un cartel explicativo con el lema de la iniciativa: 'Si el comercio urbano desaparece, la ciudad se apaga'.

 

Tras recordar que la semana pasada y de manera espontánea algunos comerciantes del centro ya pusieron en marcha esta acción, García Pellitero ha asegurado que se trata de una "medida simbólica" y que se espera la participación de muchos comercios aunque ha reconocido que el apagón podría tener menor incidencia en las vías con mayor número de franquicias o entidades bancarias, donde el pequeño comercio no tendrá opción de sumarse.

 

Fecosva y Avadeco consideran que su acción no se notará hasta este miércoles y que será el "boca a boca" el que propicie la suma de comercios a la iniciativa, aunque Javier Labarga se ha mostrado "seguro" de que una "gran mayoría" del comercio de Valladolid secundará la propuesta, para la que ha pedido colaboración ciudadana.

 

Las acciones futuras, planteadas para los sábados, según han anunciado, vendrá determinadas por la repercusión de las que se celebrarán estos días y de lo efectiva que los comerciantes consideren la actual iniciativa.

 

Labarga, quien ha incidido en que ha sido el comercio local el que ha demandado la protesta porque en el 99 por ciento de los casos "no pueden ni quieren" abrir los domingos, ha avalado la celebración de más medidas de presión para demostrar que no se "resignan" a la apertura de 16 domingos en el año 2014 aunque su "preocupación" radica en lo que ocurrirá en 2015, 2016 y años venideros.

 

"No nos vamos a tomar las cosas como hechos consumados (...) y que el año 2015 venga con libertad total", ha advertido el presidente de Fecosva, quien ha reiterado que la apertura del comercio en domingo, lejos de un "síntoma de modernidad o progre", es un retroceso "50 años atrás, cuando no se tenía absolutamente ni un día de descanso".

 

Es por ello que, ha añadido, rechaza que se les llame "retrógrados o antiguos" ya que, además y a su juicio, "hay tiempo para comprar de lunes a sábado".

 

"¿PARA QUÉ TOMAR MEDIDAS?"

 

Alejandro García Pellitero se ha referido también a las declaraciones del consejero de Economía, Tomás Villanueva, quien el pasado viernes, en su comparecencia en las Cortes, anunció la puesta en marcha de medidas de ayuda al pequeño comercio ante el perjuicio que conllevará la apertura de las grandes superficies.

 

"¿Para qué tomar medidas?", ha cuestionado antes de abogar por rebajas fiscales y otros incentivos en vez de, como se plantea en Castilla-La Mancha, subvencionar los sueldos de los empleados que trabajen los domingos.

 

El diálogo con la Junta sobre la cuestión de los horarios comerciales se acabó el día que se produjo la reunión con los alcaldes, según el presidente de Avadeco, quien ha añadido que ni siquiera se les comunicó el acuerdo. "A nosotros no se nos ha trasladado nada oficialmente".

 

En este sentido, ha recordado que en septiembre del año que viene se volverán a abrir las listas aunque de manera previa hay que fijar los 16 domingos de apertura en 2014 (cuatro para el pequeño comercio): diez vendrán determinados por la Comunidad y los otros seis deberán ser pactados entre Salamanca, Valladolid y Arroyo.

 

LA AMPLIACIÓN DE VALLSUR

 

En relación a la ampliación del centro comercial Vallsur en la superficie del Ayuntamiento, García Pellitero ha rechazado que sea la medida para solucionar el problema de esta superficie, a lo que ha sumado el hecho de que proseguirá la saturación de centros y los proyectos parados por la crisis.

 

"Es menos malo que se amplíe uno existente que crear uno nuevo", ha aseverado antes de añadir que sí se planteó en su momento dar mejores condiciones su algún comerciante local quería ubicarse allí aunque, ha matizado, no hay tantos locales en Vallsur que no pertenezcan a una cadena.

 

Por su parte, Labarga ha precisado que cuando se les comunicó desde el Ayuntamiento se entendió que era una empresa privada aunque el momento no era el "adecuado". "No me parece una medida oportuna ampliar la tarta y la oferta pero desde Fecosva no nos opusimos", ha aclarado.

Noticias relacionadas