El peligroso calendario del Real Valladolid para evitar los fantasmas del descenso

Mojica se lamenta de una ocasión fallada ante el Lugo. JORGE IGLESIAS

Al conjunto blanquivioleta, que se encuentra a diez puntos del play off y a siete del descenso con dieciocho en juego, solo le resta no acercarse en demasía a los puestos rojos.

LO QUE LE QUEDA AL PUCELA

 

J.37: Alavés - Real Valladolid

 

J.38: Real Valladolid - Albacete

 

J.39: Tenerife - Real Valladolid

 

J.40: Real Valladolid - Girona

 

J.41: Elche - Real Valladolid

 

J.42: Real Valladolid - Mallorca

Se acabó, no va más. La temporada del Real Valladolid, si es que antes de que comenzara el partido había alguna duda, tocó prácticamente a su fin cuando el árbitro decretó el final del choque ante el Lugo. El conjunto blanquivioleta había rescatado milagrosamente un punto tras otro esperpento, pero de poco servía para aquel objetivo planteado a principio de temporada y que a día de hoy parece una quimera como es el ascenso.

 

Seis partidos, seis jornadas le restan a Alberto López y a sus pupilos en lo que se plantea como una recta final aburrida, sosa, sin ningún tipo de aliciente... y ojalá que no lo haya. Visto el percal, la posibilidad de alcanzar los puestos de liguilla está lejos, con lo que lo único que les restaría a los blanquivioletas, si es que la cosa se da muy mal, sería pelear por el no descenso.

 

Bien hay que decir que la cosa no parece tal, aunque nunca se sabe. Es cierto que al Pucela le restan un par de partidos complicados, el primero el próximo fin de semana contra un Alavés que se juega el ascenso directo, pero muy mal tendría que darse el concurso para terminar sudando la gota gorda.

 

DESCENSO Y ASCENSO

 

Efectivamente, el siguiente encuentro del Real Valladolid con el ‘coco’ tendrá lugar con el Alavés el domingo que viene. La derrota, vista la mala situación del equipo vallisoletano, podría ser asumible. El problema es que supondría siete partidos consecutivos sin puntuar de tres y las malas sensaciones que ello conllevaría.

 

¿Y después? Pues hay un poco de todo. Teniendo en cuenta que en la actualidad el Pucela tiene 46 puntos y la salvación suele tasarse en unos 50, aunque parece que este año pueden ser algunos menos ya que Bilbao Athletic, Albacete y Llagostera están casi desahuciados, los de Alberto López necesitarían al menos una o dos victorias más para asegurarse del todo la permanencia.

 

Precisamente después de la peligrosa visita a Mendizorroza será el nombrado Albacete el que se traslade a Zorrilla en la jornada 38, probablemente la mejor ocasión para dejar zanjado el asunto sin dejar visos a los fantasmas del descenso. Un Tenerife que se encuentra a mitad de tabla y un Girona en plena pugna por el play off vendrán después.

 

Para terminar, serán Elche y Mallorca los que cierren la competición junto al Pucela en la penúltima y última jornada. Los ilicitanos también quieren meterse en liguilla de ascenso... mientras que el Mallorca ronda también los puestos de descenso en la actualidad. Todavía es pronto para decir en qué puestos estarán bermellones y castellanos para entonces, pero lo que está claro es que al Valladolid no le compensa andar jugando con fuego.

Noticias relacionadas