El Patio Herreriano sintetiza en 140 obras la creación plástica española de la primera mitad del siglo XX

'Experiencias de la Modernidad (1916-1956)' es el título de esta exposición que presenta piezas nunca antes expuestas.

Cerca de 140 obras, del total del 1.100 que compone la Colección Arte Contemporáneo que acoge de forma permanente el Museo Patio Herreriano de Valladolid, sintetizan desde hoy y hasta el final del año la creación plástica española de la primera mitad del siglo XX en una "exposición única" organizada para conmemorar la coincidencia de dos efemérides, el veinticinco cumpleaños de la Asociación Colección Arte Contemporáneo, propietaria de los fondos, y el décimo aniversario del referido espacio museístico vallisoletano.

 

"Es la gran exposición de 2013 del Museo Patio Herreriano", ha subrayado el alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, durante el acto de presentación celebrado con la asistencia del presidente de la asociación titular de las obras, José Lladó; el comisario de la muestra, Eugenio Carmona; la concejal de Cultura y Turismo, Mercedes Cantalapiedra, y la directora del museo, Cristina Fontaneda.

 

En su intervención, el primer edil y presidente a su vez de la Fundación Patio Herreriano, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha aprovechado para alabar la labor desarrollada por la Asociación Colección Arte Contemporáneo, creada en 1987 con el único propósito de contribuir a la conservación y divulgación del patrimonio artístico español a través de un conjunto de fondos que narra la historia del arte español del siglo XX.

 

"Sólo expresar el deseo de que el público de Valladolid no pierda la oportunidad de visitar esta selección de obras que parece sintetizar de forma muy ajustada la esencia de la Colección Arte Contemporáneo y que sintetiza lo mejor de los artistas españoles de nuestro tiempo", ha resumido el munícipe, cuyas palabras han sido ratificadas por Lladó y Carmona en términos de "exposición única e indispensable" para conocer el trabajo de muchos creadores que por circunstancias históricas no pudieron o tuvieron dificultades para darse a conocer en el mundo del arte.

 

De la proyección internacional tanto del Patio Herreriano Museo de Arte Contemporáneo Español como de los fondos que acoge con carácter permanente ha dado buena muestra el comisario de la presente selección de obras, Eugenio Carmona, quien ha expresado su satisfacción y sorpresa tras haber sido interpelado sobre ambos por distintos expertos en arte con los que ha coincidido recientemente en simposios celebrados en Dallas y Buenos Aires.

 

"No hay ninguna otra institución en España en la que las experiencias de la modernidad española en su fase inicial puedan ser vistas con la complejidad y riqueza que en este escenario", ha concluido el comisario de la exposición.

 

ESPAÑA Y PARÍS

 

Exceptuando la presencia de los grandes maestros españoles de lo Moderno, que nunca estuvieron en el punto de mira del proyecto, en el momento presente sólo en el Museo Patio Herreriano, a través de las obras de la Asociación Colección Arte Contemporáneo, puede contemplarse un recorrido por la diversidad y la complejidad de la primera modernidad española en las artes plásticas, especialmente de la modernidad plástica surgida desde el interior de la geografía del propio país, pero también de la de aquellos que tuvieron durante algún tiempo parís como residencia.

 

Las piezas mostradas en el Museo Patio Herreriano configuran un proyecto específico. Por primera vez una muestra sobre las experiencias españolas de la Modernidad busca ejes cronológicos propios del desarrollo artístico, propios de la Historia del Arte y no de la Historia General.

 

El punto de partida se sitúa en el momento en que las primeras manifestaciones del arte de vanguardia tuvieron eco en la Península Ibérica. Y el punto de llegada se sitúa justo antes de 1957 señalado por la mayoría de los historiadores y críticos como paso a la creación de otras sensibilidades, en otro contexto y en otro modo de organización artística.

 

EL ARTE NUEVO

 

En la exposición están presentes referencias de primer orden de todas las poéticas y tendencias que fraguaron en el Arte Nuevo: del idealismo novecentista al surrealismo, pasando por la herencia del cubismo, los nuevos realismos, la figuración lírica, la plástica de lo telúrico, los acercamientos al constructivismo y los orígenes de la abstacción sígnica y las introducciones del arte tridimensional como objeto.

 

La muestra se divide en cinco espacios argumentales, el primero de los cuales recoge las 'polaridades' en la sensibilidad plástica, seguido de 'afinidades' entre creadores, que teniendo distinto origen y trayectoria llegaron a elaborar algo similar o común; las 'fisonomías', el 'logos inverso' y la 'vida de las formas'.

 

Estos cinco espacios constituyen otras tantas perspectivas ante las cuales el espectador o el interesado puede seguir su propia trayectoria, y todo ello en esta exposición compuesta por obras, entre otros muchos, de Salvador Dalí, Joan Miró, Antoni Tapies, Juan Manuel Díaz Caneja, Ángel Ferrant, Francisco Bores, Maruja Mallo, Josep de Togores, Alfonso de Olivares o Benjamín Palencia.