El Partido Animalista no consigue que retiren la declaración de fiesta turística regional al Toro de Vega

(Foto: Juan Postigo)

El Consejo Autonómico de Turismo ratifica la declaración de Fiesta de Interés Turístico Regional al torneo de Tordesillas al entender que no se han producido cambios que obliguen a la retirada del título que exigía el PACMA.

La comisión permanente del Consejo Autonómico de Turismo ha aprobado por unanimidad desestimar la solicitud presentada por el Partido Animalista (PACMA) que exigía la revocación de la declaración de Fiesta de Interés Turístico Regional al torneo del Toro de Vega, que se celebra cada mes de septiembre en la localidad vallisoletana de Tordesillas.

 

Según ha podido saber este periódico, la docena de personas que forman esta comisión, entienden que no han cambiado las circunstancias de este torneo, que disfruta de este marchamo desde hace más de 30 años, por lo que se considera de “justicia el ejercicio del derecho a seguir utilizando dicha calificación según lo ha hecho hasta el presente”, explican fuentes cercanos al Consejo Regional de Turismo.

 

Asimismo se considera la originalidad de la celebración, la tradición popular, el valor cultural, su antigüedad, la capacidad para la atracción de visitantes de fuera de la región y la celebración de forma periódica, que son precisamente las características por las que obtuvo este marchamo en 1980 por parte del la secretaría de Estado de Turismo y ratificada en 1995 cuando las competencias se trasladan a la Junta de Castilla y León.

 

Reiteran que se siguen cumpliendo los requisitos que dieron lugar en su día a la declaración del Toro de la Vega como Fiesta de Interés Turístico Regional  y que a la vista de la documentación aportada “se estima que no se ha producido ningún cambio y que todas las condiciones se mantienen en la actualidad” por lo que no hay motivo para la retirada del título.

 

Se revoca así la petición del Partido Animalista que, el 25 de septiembre de 2013, presentó un escrito en el que solicitan que se retire la declaración por varios motivos, entre ellos el incumplimiento durante varios años de la ordenanza que regula el torneo, la violación de tratados internacionales, entre ellos el de la Declaración Universal de los Derechos del Niño y de otros principios del ordenamiento jurídico.

 

Ante estas acusaciones, el Ayuntamiento de Tordesillas y el Patronato del Toro de la Vega realizaron una serie de alegaciones en el que justifican la pervivencia del rito desde tiempos inmemoraiales y aseguran que el Consistorio se esfuerza por garantizar un torneo acorde con lo previsto en sus bases reguladoras.

 

Asimismo, se explica que de eliminar la declaración se “discriminaría negativamente a los miles de torneantes con respecto a ese grupo peticionario”, además de afectar al interés de la villa de Tordesillas, que vería rebajado su partencial turístico. El Patronato del Toro de la Vega cree, en definitiva, que “revocar la calificación supondría atentar contra la igualdad, el interés público y el ordenamiento jurídico”.