El Parque Agroalimentario de Valladolid se reubica en el entorno de los Talleres de Renfe con un presupuesto de 150 millones

Manuel Saravia explica el proyecto ante la presencia de Óscar Puente.

Las obras podrían comenzar a partir de 2020 y el Ayuntamiento prevé que Adif ejecute la nueva terminal de mercancias. 

En 2020 podrían comenzar las obras. Una primera fase inicial que se prolongaría al menos durante un lustro para convertir más de 200 hectáreas en un moderno polígono dedicado al sector agroalimentario. Es el ansiado proyecto del Parque Agroalimentaria, que el equipo de Gobierno comandado por Óscar Puente, ha trasladado de la zona de Palomares –propuesta por el PP- al entorno de los talleres de Renfe.

 

El proyecto es “ambicioso”, en palabras de Manuel Saravia, teniente de alcalde y Concejal de Urbanismo, que prevé dos claros objetivos: “crear empleo y diversificar la actividad económica”, muy centrada en Valladolid en el sector de la automoción. En total se prevé para el primer núcleo una inversión de 150 millones de euros, aunque casi un tercio es el presupuesto inicial de la nueva terminal intermodal, como se conoce técnicamente a una estación de mercancías, prevista en el proyecto Rogers del soterramiento del ferrocarril.

 

Óscar Puente ha explicado que han sido “expertos” los que han aconsejado el nuevo emplazamiento, si bien la zona de Palomares se podría incluir en nuevas fases en caso de crecimiento. Tanto Puente como Saravia se han referido a una estrategia racimo, para explicar una unión entre otras zonas industriales donde se asientan empresas del sector agroalimentario, además de infraestructuras como el aeropuerto.

 

Saravia se ha referido a tres plazos. En el corto plazo el Ayuntamiento de Valladolid redacta el proyecto y presentará en febrero de 2017 una convocatoria para buscar financiación europea. “En el medio plazo se establece el periodo comprendido entre 2016 y 2030 y aún hemos diseñado un largo plazo hasta 2050, con la que hemos denominado estrategia racimo”, ha dicho Manuel Saravia.

 

Esta gran Plataforma Agroalimentaria se complementa y se refuerza con la nueva terminal de mercancías, sin esto sería imposible, han coincidió Saravia y Puente, quienes creen que Adif y Renfe sería grandes beneficiados por el proyecto. El teniente de alcalde confía en que el nuevo ministro pueda comprometer esta nueva estación de mercancías y el regidor espera que haya ayudas europeas para financiar los cerca de 100 millones de euros que cuesta el parque. No obstante, se ha referido a que es un “proyecto de ciudad” y que como tal a partir de 2020, el Ayuntamiento estaría en mejores condiciones económicas para abordarlo.

 

Óscar Puente ha dado por bueno los 5.000 empleos directos de los que hablaba el proyecto de parque agroalimentario del Partido Popular y ha explicado que sería “un impacto absolutamente decisivo para la ciudad”. Sería algo así como “la Fasa Renault del Siglo XXI”, ha señalado Óscar Puente, quien ha dejado abierta la posibilidad de que Mercaolid pudiera trasladarse al nuevo parque.

 

En breve se organizará un Consorcio, liderado por el Ayuntamiento, y en el que se prevé que entre a formar parte Mercasa e incluso Vitartis, asociación que agrupa a la industria alimentaria de Castilla y León. 

 

En un principio, el primer núcleo, acompañado de la nueva estación de mercancías, tendrían una superficie de 239 hectáreas, y se hace un suelo de reserva de dos superficies adicionales de 207 y 169 hectáreas. Puente confirma que se trata de un proyecto absolutamente novedoso en España y cree que tendrá un amplio consenso en todos los grupos políticos del Ayuntamiento, también entre los populares.