El Papa Francisco nombra a Ricardo Blázquez miembro de la Congregación para las Iglesias Orientales

El cardenal arzobispo Ricardo Blázquez

El Papa Francisco ha nombrado al presidente de la Conferencia Episcopal Española y cardenal arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, miembro de la Congregación para las Iglesias Orientales.

También se han nombrado como nuevos miembros de la Congregación al arzobispo de Esztergom-Budapest, el cardenal Peter Erdo, y al arzobispo de Toronto, Thomas Christopher Collins. Además, para los católicos de rito bizantino ha nombrado al arzobispo de Asmara, Menghesteab Tesfamariam, y al de Hajdúdorog, Fülöp Kocsis.

Además de este nombramiento, Blázquez es miembro de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, la Congregación para la Doctrina de la Fe y el Pontificio Consejo para la Cultura.

La Congregación para las Iglesias Orientales tiene origen a partir de la 'Congregación de Propaganda Fide pro negotiis ritus orientalis', erigida por el Papa Pío IX el 6 de enero de 1862 con la Constitución Apostólica Romani Pontifices.

El Papa Benedicto XV la hizo autónoma el 1 de mayo de 1917 con el 'Motu Proprio Dei Providentis' y la denominó 'Congregatio pro Ecclesia Orientali'. El Papa Pablo VI, con la Constitución apostólica 'Regimini Ecclesiae Universae' del 15 de agosto de 1967 modificó el nombre por 'Congregatio pro Ecclesiis Orientalibus'.

Este dicasterio ha recibido institucionalmente del Pontífice el mandato de ponerse en relación con las Iglesias orientales católicas para "favorecer su crecimiento, salvaguardar los derechos, y mantener vivos e íntegros en la Iglesia Católica", junto al patrimonio litúrgico, disciplinar y espiritual de la Iglesia latina, como también el de las varias tradiciones cristianas orientales.

La actividad de los cardenales miembros consiste en definir, reunidos en asambleas ordinarias o plenarias, las cuestiones más importantes, mientras los problemas de menor entidad son resueltos por el prefecto, asistido por el secretario y por el subsecretario, ayudados por los Oficiales y por los Consultores.

En el dicasterio prestan además servicio estable los jefes de Oficina, los minutantes, los adeptos técnicos, los escritores y el personal de antecámara.