El Palacio Pimentel acoge la muestra 'Escaparates. 200 años de comercio e industria en Valladolid'

Jesús Julio Carnero, Joaquín Díaz y Carlos Villar en la presentación. BORIS GARCÍA
Ver album

Valladolid acoge la exposición 'Escaparates. 200 años de comercio e industria en Valladolid', una muestra en la que los visitantes podrán observar la evolución sufrida por el comercio y la provincia desde el siglo XIX.

Esta exposición, abierta a todo el público y que puede verse desde este martes hasta el 28 de septiembre en la Sala de Exposiciones del Palacio Pimentel de la capital vallisoletana, acoge cerca de 200 documentos y objetos que acercan al visitante dicha transformación. Cabe señalar que, la mayor parte de los objetos pertenecen a la Fundación Joaquín Díaz.

 

Con esta muestra se busca exhibir, mediante objetos e iconografía, el carácter artístico que tuvieron los escaparates del comercio de la ciudad en los últimos dos siglos, a través de anuncios y publicidad gráfica, junto con piezas representativas de la industria y el comercio vallisoletano.

 

Por otro lado, también se quiere dar a conocer la evolución socio-económica que ha sufrido la provincia. Díaz ha señalado que esta exposición muestra palabras, personas y cosas vinculadas al comercio y la industria de Valladolid, reunidas "en el espacio ideal del pasado".

 

Asimismo, de todas las piezas que se pueden observar en la muestra, han destacado tres "por su valor único y hasta ahora desconocido".

 

La primera, se trata de un trabajo de Miguel Delibes, fechado en 1945, para presentarse a las oposiciones de una cátedra en la Escuela de Comercio de Valladolid.

 

Mientras, la segunda corresponde a una aleluya, de 1880, dibujada por Ricardo Huerta y redactada por Luis Nazario de Gaviria, en la que se refleja en 24 viñetas como era la feria vallisoletana de septiembre.

 

Por último, la tercera es un troquel con el que se fabricaban en la Ceca de Segovia las medallas que lucían los devotos de la Virgen de San Lorenzo, patrona de Valladolid.

 

Al acto de presentación han acudido el presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, junto con el presidente de la Cámara de Comercio e Industria, Carlos Villar, así como el propio presidente de la Fundación, Joaquín Díaz.

 

OTROS COMPLEMENTOS

 

La muestra se completa con un libro-catálogo y un CD. En el primero, de 95 páginas, Díaz desgrana la evolución sufrida por los escaparates, la publicidad, la sociedad, la regulación de los espacios comerciales, el pequeño comercio o la importancia de las ferias, entre otras cosas.

 

En cuanto al segundo elemento, éste, recopila más de 7.000 fichas, 4.000 de comercios e industrias de la provincia y más de 3.000 de los relativos a la propia ciudad, pertenecientes a la Fundación Joaquín Díaz, de entre los años 1850 y 1950.

 

Carlos Villar ha apuntado que el comercio es "fundamental" para la vida de cualquier municipio, ya que con él, "realmente" nacen y se desarrollan las ciudades.

 

Por su parte, Carnero ha finalizado su intervención destacando la importancia del programa 'Comercio Rural Mínimo', que ha conseguido inaugurar once nuevos establecimientos en zonas rurales donde antes no existían y que "eran necesarios" para la población, sobre todo para los más mayores.

 

Además, ha manifestado el deseo de que, aparte de ver escaparates, la ciudadanía sea capaz de, entre todos, comprar para de este modo reactivar la economía de la ciudad.