El paisaje y color de urbes, espacios naturales y costa de Croacia protagonizan una muestra fotográfica

Los paisajes y colores de las ciudades, de los espacios naturales y de la costa y el mar conforman la muestra 'Croacia, el Mediterráneo tal como era', que tiene como protagonista a Croacia y que se puede visitar hasta el 1 de marzo en la sala de exposiciones del Centro de Recursos Turísticos de Valladolid.

Organizada por la Organizada por la Oficina de Turismo de Croacia en colaboración con la Embajada de Croacia y el Ayuntamiento de Valladolid, la exposición reúne instantáneas de fotógrafos españoles con las que se busca transmitir la esencia del país.

 

Así, para cada uno de ellos radica en Zagreb y su tranvía, en el Parque Nacional de Plitvice, con 16 lagos de distintos colores y unidos por cataratas, o en el cuento de Gonzalo Azumendi, autor de una serie en el que narra un cuento de amor basada en la Canción del Soldado.

 

Los colores del Adriático, con la costa de Dalmacia como protagonista, realiza un recorrido que hace parada en lugares como Split o Dubrovnik y que, además de descubrir rincones vírgenes y toda una gama de colores para el mar, acaban en Istria, muy próxima a la frontera con Italia.

 

Las fotografías, que huyen de las habituales estampas de las postales, según la directora de la Oficina de Turismo de Croacia en España, Sania Jelic, buscaban representar la esencia del país a través de la mirada de los fotógrafos especializados en fotografía de viaje César Lucas Abreu, Félix Lorenzo, Juan Serrano Corbella, Gonzalo Azumendi, Álvaro Leiva, Joan Biosca, Andrés Magai, Rafa Pérez, Ricardo de la Riva, Kris Ubach, Josep Guijarro, Manuel Charlón, Manena Munar, Nani Arenas, Óscar Elías, Anel Fernández, Mario Cruz Leo, Alfredo Arias, Juan Carlos Muñoz y Carlos Zapata.

 

"La esencia de Croacia es, para mí, el ambiente del Mediterráneo tal como era", ha reconocido la directora de la Oficina de Turismo, quien ha destacado que en su país, excepto los meses de mayor afluencia turística, no se dan masificaciones y aún es posible encontrar playas desiertas.

 

El bienestar y la calidad de vida son algunas de las sensaciones que despiertan las imágenes --"es como si la vida se ha parado"--, que también centran su atención, entre espacios naturales y cascos históricos, en las personas, las que sorprenden a los españoles que visitan el país por su similitud de mentalidad y don de gestos.

 

"El español saca lo mejor del croata", ha reconocido la directora de la Oficina de Turismo, quien aplaude la naturalidad y humildad con que acude el español a su país y a la que sus compatriotas responden "desviviéndose".

 

Croacia, con 4,5 millones de habitantes, extiende su costa por el mar Adriático a lo largo de 1.278 kilómetros y cuenta con 1.244 islas, islotes y peñas; esta zona costera se divide en dos partes: la península de Istria y Kvarner, la más grande del Adriático, cuenta con pintorescas ciudades medievales y paisajes donde se juntan los rasgos centroeuropeos y mediterráneos; y Dalmacia, con Zadar, Split y Dubrovnik como sus ciudades principales.

 

La Unesco ha declarado siete lugares en Croacia Patrimonio de la Humanidad: el Parque Natural de Plitvice, el casco antiguo de Dubrovnik, el Palacio de Diocleciano en Split, la ciudad de Trogir, la catedral de Santiago en Sibenik y la basílica de San Eufrasio en Porec y la meseta de Stari Grad en la isla de Hvar., la exposición reúne instantáneas de fotógrafos españoles con las que se busca transmitir la esencia del país.