El País Vasco pide una moratoria de la LOMCE al considerar "inabordable" económicamente su aplicación antes del 2016-17

Denuncia que la reforma planteada por el Ministerio es "regresiva" con respecto al modelo autonómico vasco


BILBAO, 7 (EUROPA PRESS)

La consejera de Educación, Política Lingüística y Cultura del Gobierno vasco, Cristina Uriarte, ha solicitado la moratoria de la tramitación del proyecto de Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) al considerar que, "dada la actual situación económica, sumergidos en una de las más agudas crisis de los últimos tiempos, el incremento de gasto que supone la puesta en marcha de la Ley es inabordable, y por tanto inviable su posible implantación tanto en el curso 2014-2015 como en el siguiente".

Así lo ha expresado Uriarte en su intervención en la Conferencia Sectorial de Educación, que ha debatido sobre la memoria económica que acompaña al anteproyecto de Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE).

En su alocución, la responsable vasca de Educación ha pedido la revisión del análisis de costes, teniendo en cuenta los costes reales actuales de las comunidades autónomas (CCAA), tal y como se solicitó por la gran mayoría de las comunidades en la Comisión General de Educación del pasado 4 de febrero.

Tras señalar que la norma finalmente aprobada deberá contar con las debidas consignaciones presupuestarias que garanticen su efectiva implementación, ha reclamado el compromiso del Estado para contemplar los costes que finalmente correspondan a Euskadi en un Convenio específico, que se negocie de forma bilateral en la Comisión Mixta del Concierto.

Asimismo, ha instado a ampliar el consenso social necesario para modificar la vigente Ley Orgánica, en beneficio de la estabilidad futura de los diferentes sistemas educativos del Estado.

Por todo ello, ha instado a realizar una la moratoria de la tramitación del proyecto de Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) "hasta que se den efectivamente las citadas condiciones".

ANÁLISIS UNIFORMIZADOR

Según ha explicado, los datos presentados por parte del Ministerio para justificar la necesidad de una reforma están basados en un análisis "uniformizador" de la realidad educativa del Estado. "Presenta soluciones homogéneas, sin atender a las necesidades de cada Comunidad Autónoma", ha criticado.

En esta línea, ha apuntado que la reforma planteada por el Ministerio es "regresiva" con respecto al modelo autonómico vasco, ya que las soluciones y medidas que propone para alcanzar objetivos académicos han sido "superadas" en Euskadi mediante un Sistema educativo propio.

"No asumimos el riesgo de introducir modificaciones en un Sistema que ya funciona y cuyos resultados son perfectamente homologables a la media europea. Un sistema uniforme que no sea lo suficientemente flexible para con las singularidades y diferentes realidades de las CCAA está abocado al fracaso", ha aseverado.

ANÁLISIS JURÍDICO

En opinión del Gobierno vasco, la disposición del Ejecutivo central ante las lenguas propias, debería mostrarse mediante "una disposición" que preserve el marco normativo de la Comunidad Autónoma del País Vasco y la validez del sistema de las lenguas y el tratamiento de las lenguas oficiales en el Sistema Educativo Vasco.

"Podemos admitir que el Estado determine un nivel básico de competencias homogéneo para el conjunto de los territorios en las materias que sean de su competencia, a saber, ordenación general del sistema, programación general de las enseñanzas y fijación de las enseñanzas mínimas", ha indicado.

No obstante, ha precisado que la reforma propuesta supone una "infracción del régimen constitucional de reparto competencial, por un exceso ilegítimo en el ejercicio de la competencia estatal para señalar un 'marco básico educativo' y se produce un vaciamiento ilegítimo de la competencia autonómica, que queda reducida a una mera aplicación en la mayoría de las regulaciones propuestas".

Por otro lado, ha manifestado que en la elaboración del análisis de los costes no se han tenido en cuenta las diferentes realidades educativas de las CCAA, como son los costes anuales por profesor de cada sistema educativo, y las características geográficas y poblacionales (tamaño, dispersión, etc.). "Los costes anuales del profesorado en el sistema educativo vasco no coinciden con los costes estimados en la Memoria, existiendo una desviación en este aspecto del 35 por ciento", ha apuntado.

Según ha afirmado, es "totalmente previsible que una vez revisados y actualizados los costes, éstos sufran un incremento considerable. Todo ello en un contexto de no incremento de gastos hasta finales del 2015, según Real decreto 14/2012 por el Gobierno español".