El PAEM y la mujer emprendedora: Ayudas, financiación, perfil

La diferencia que separa a mujeres y hombres españoles que han optado por emprender un negocio se ha reducido un 30% en la última década.

Parece que los negocios ya no son solo cosa de hombres. 650.000 mujeres han aterrizado en el mundo emprendedor y lo han hecho para quedarse, según apunta el informe especial GEM sobre emprendimiento femenino en el que se ofrece una visión global sobre las mujeres empresarias de hasta 83 países.

 

Según datos de finales del pasado año en el mundo hay 128 millones de mujeres que han montado su propio negocio. La tasa de actividad emprendedora (TEA) ha aumentado un 7% en 61 países en dos años, hasta situarse en el entorno del 11%, mientras que en España se ha estabilizado en el 4,5% después de retroceder en los inicios de la crisis.

 

Según el informe GEM, la diferencia que separa a mujeres y hombres españoles que han optado por emprender un negocio se ha reducido un 30% en la última década, hasta representar actualmente un porcentaje más pequeño que en el resto de Europa.

 

En España, solo durante el año 2015 el Programa de Apoyo Empresarial a las Mujeres (PAEM) de la Cámara de Comercio y el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ayudó a crear 2.480 empresas lideradas por mujeres.

 

AYUDAS ECONÓMICAS PARA MUJERES EMPRENDEDORAS

 

TARIFA PLANA DE 50 EUROS: El Gobierno ofrece una ayuda a mujeres y hombres que quieran emprender. Una tarifa plana de cuota de autónoma de 50 euros mensuales durante los primeros seis meses en el caso de que se decida cotizar por la base mínima. Esta ayuda se concederá a quienes se den por primera vez de alta como trabajadoras autónomas o a aquellas que lleven al menos cinco años sin estar dadas de alta.

 

BONIFICACIÓN ADICIONAL DEL 30%: Para las mujeres menores de 35 años que no han sido autónomas durante los últimos cinco años existe una bonificación adicional del 30% sobre la cuota de contingencias comunes. Aquellas que lo deseen pueden pedir esta ayuda en el plazo de un año tras dejar de favorecerse por la tarifa plana. En cualquiera de los casos, esta rebaja solo se les aplicará durante un periodo máximo de 30 meses.

 

PUEDES UTILIZAR TU PARO: Es importante recalcar que aquellas que deseen emprender pueden hacerlo mientras se benefician de su cuota de paro. También tienen abierta la opción de solicitar a la Seguridad Social que les pague todo el paro que tengan acumulado en un solo plazo para poder utilizar dicho dinero para invertirlo en su proyecto o para pagar las cuotas de la Seguridad Social.

 

ASÍ ES EL PROGRAMA DE APOYO EMPRESARIAL A MUJERES

 

El Programa de Apoyo Empresarial a las Mujeres, que cuenta con la financiación del Fondo Social Europeo y del Instituto de la Mujer, es un programa dirigido a mujeres emprendedoras o empresarias con una idea o proyecto de negocio. Se trata de un servicio de apoyo y consultoría que se ofrece tanto de manera virtual como presencial desde 53 Cámaras de Comercio de todo el país.

 

FINANCIACIÓN

 

PAEM, a través del Ministerio de Igualdad, tiene un convenio desde hace tres años con Microbank de la entindad financiera CaixaBank por medio del que se conceden microcréditos de hasta 25.000 euros a aquellas mujeres que lo necesiten para emprender su proyecto.

 

JOVEN Y CON ESTUDIOS SUPERIORES

 

El perfil de las mujeres emprendedoras está muy definido. Según un informe realizado por los profesionales del programa, las mujeres que han acudido en busca de guía o consejo para embarcarse en un proyecto empresarial o para solventar cualquier duda sobre una empresa consolidada son principalmente mujeres jóvenes ­­de entre 25 y 45 años­­ y con estudios universitarios.

 

Casi tres cuartas partes de las empresas creadas a través del programa corresponden a actividades empresariales (76,4%), seguidas de las actividades profesionales que representan un 23%.

 

Dentro de las actividades empresariales predomina el sector servicios (94%) del que en el 47% de los casos se trata de actividades comerciales entre las que destacan los negocios dedicados a la venta de prendas de vestir y el comercio al por menor de alimentación, seguido de la hostelería y los servicios personales como peluquerías.