Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

El padre también se puede deprimir en el embarazo

La maternidad y la paternidad se viven de forma diferente, eso está claro. Pero si normalmente se habla de cómo afecta psicológicamente el embarazo a la madre, debemos saber que también los papás sufren lo suyo, llegando igualmente a padecer depresiones.

Ser padres cambia por completo la vida de las personas. De repente,  aparecen nuevas responsabilidades, obligaciones legales y, sobre todo, un nuevo estilo de vida que da lugar a que los hombres también puedan deprimirse en el embarazo. Es decir, se adquiere el deber de cuidar y educar a los hijos. Pero es muy distinto vivirlo desde el punto de vista del padre o de la madre.

 

La madre va ganando experiencia y aventajándose durante el embarazo, de una manera casi automática y natural. Sin embargo, durante estos nueve meses, el padre lo vive desde otra perspectiva, simplemente observa y se hace partícipe en ilusión, pero no se empapa de paternidad igual que una madre.

 

LA DEPRESIÓN EN EL FUTURO PAPÁ

 

Por eso, es mucho más común de lo que podría parecer que, un padre sometido a tantas presiones psicológicas durante el embarazo, caiga en una depresión. 

 

Las madres son las grandes protagonistas del embarazo, quedando el padre en una posición secundaria. Es lógico, porque ellas son quienes están gestando el bebé, y por eso resulta novedoso un estudio del Instituto de Investigación del Centro de Salud de la Universidad McGill, en Canadá, que muestra que muchos padres primerizos tienen síntomas de depresión durante este período. 

 

Convertirse en padre puede convertirse en una circunstancia difícil en la vida y, aunque se han investigado ampliamente los sentimientos de tristeza, ansiedad o irritabilidad de la madre, existen pocos análisis sobre la depresión paterna prenatal.

 

 

Durante el primer trimestre de embarazo, los expertos midieron varios factores de los padres:

 

1.   Estado de ánimo

2.   Actividad física

3.   Calidad del sueño

4.   Apoyo social

5.   Relación marital

6.   Estrés financiero

7.   Demografía

 

LA DEPRESIÓN PARETAL EN CIFRAS

 

-   El equipo reclutó a 622 hombres en Quebec durante un periodo de un año y medio.

 

-   El 13,3% de estos futuros padres experimentaron niveles elevados de síntomas depresivos.

 

-   La mayoría de los factores asociados con la depresión fueron identificados como modificables.

 

-   Los hombres que estaban teniendo dificultades para dormir presentaban mayor riesgo de depresión.

 

CAUSAS DE LA DEPRESIÓN DEL PADRE DURANTE EL EMBARAZO

 

En general, es difícil determinar la causa exacta de la depresión. Aunque no se ha probado que se sea hereditaria, algunos expertos preguntan por antecedentes familiares de depresión. No obstante, el estrés y las preocupaciones excesivas económicas o laborales, las presiones, los problemas personales o de pareja, separaciones o divorcio, también están asociadas con la depresión.

 

Los cambios de vida también pueden desestabilizar a una persona, sobre todo, cuando espera un bebé, especialmente si es el primer hijo. Qué tipo de padre serás, cómo cambiará tu relación de pareja tras lal bebé, las dudas sobre la estabilidad laboral o ser capaz de mantener el trabajo, el cambio de casa a una más grande o la formalización de la relación de pareja son fuente de confictos para muchas personas. En ocasiones, incluso, si tu pareja tiene depresión durante el embarazo, la posibilidad ambos caigan en ella, aumenta un poco.

 

¿QUÉ OCURRE CON LA DEPRESIÓN DEL FUTURO PAPÁ CUANDO NACE EL BEBÉ?

 

En algunos hombres, no en todos, la depresión persiste tras el nacimiento del bebé. La depresión posparto en padres novatos es un fenómeno real, y es más común de lo que se pensaba, según un estudio publicado en el Diario de la Asociación Médica de Estados Unidos. Cerca del 10% de los hombres padecen depresión prenatal y posparto, según el estudio. 

 

Los investigadores realizaron un análisis de 43 estudios sobre depresión documentada en padres entre el primer trimestre y el primer año después de que nace un niño, donde participaron más de 28,000 padres. Como conclusión la investigación reveló que hasta el 25 por ciento de los padres nuevos padecían depresión entre los tres y seis mesesdespués del nacimiento. Aunque sus análisis no determinaron las causas, los días de estrés y cansancio extremo a causa de la falta de sueño figuran entre los principales factores.

 

CONSEJOS PARA MANEJAR LA DEPRESIÓN DEL PADRE

 

Acudir con tu pareja a las clases de preparación maternal y paternal, te ayudarán a superar el miedo a lo desconocido ya que enseñan el cuidado del bebé y se habla sobre la nueva vida con un hijo. Suelen ser de gran utiliadad para la preparación paterna, especialmente desde el punto de vista emocional, para tu nuevo papel como padre. Y además:

 

1. Practica alguna actividad física o deportiva. Caminar, nadar, andar en bicicleta, o correr, de manera regular es muy beneficioso.

 

2. Cuida tu alimentación. Cambiar a una alimentación más saludable no será dificil, teniendo en cuenta que tu pareja también querrá comer más sano ahora que está embarazada. 

 

3. Regula tus hábitos de sueño.  Relájate antes de ir a la cama para conciliar bien el sueño, procura ir a dormir y despertarte siempre a la misma hora.

 

4. Busca pensamientos positivos. Vive tu nueva vida como padre como una oportunidad.

 

5. Evita el alcohol y las drogas. Las importantes decisiones que debes afrontar en estos momentos no son compatbiles con estos estimulantes.

 

6. Busca ayuda profesional. Recurrir a un pscicólogo o buscar un grupo de autoayuda puede resultar muy beneficioso en estas circunstancias.