El padre de Nadia, la niña con envejecimiento prematuro, afirma que devolverá los donativos que le reclamen

Después de las  las informaciones de El País y del diario digital Hipertextual que apuntan que el relato del progenitor es falso y que no hay rastro del supuesto médico que las ideó.  

El padre de la niña de Figols (Lleida) con envejecimiento prematuro, que en el último año y medio ha conseguido más de 142.000 euros con donativos contando que tenía que operar a la pequeña en Houston (Estados Unidos), ha afirmado en su página de Facebook que devolverá el dinero a las personas que desconfíen de su situación tras leer las informaciones de El País y del diario digital Hipertextual que apuntan que el relato del progenitor es falso y que no hay rastro del supuesto médico que las ideó.  

 

"Entendemos a las personas que ahora desconfíen y quieran recuperar sus donativos, para ello todos los que nos lo pidan, nos manden un mail a assnadianerea@gmail.com o en el apartado de mensajes privados de la página asociación Nadia Nerea, con sus datos de la transferencia y daremos orden al banco para su devolución", afirma en la página de Facebook su padre, Fernando Drake Blanco.

 

Las dudas sobre el relato del padre han causado un revuelo en las redes sociales y podría ser objeto de estudio por parte de la justicia, "lo estudiaremos", ha afirmado el fiscal jefe de Lleida, Juan Boné.

 

"Después de esta oleada de ataques, lo único que se me ocurre es llorar, llorar porque la verdadera realidad es que el daño nos lo hacen a nosotros pero mucho más a mi hija bebita Nadia", afirma el padre que aporta documentos sobre la salud del Gobierno de las Islas Baleares que acreditan una discapacidad del 75% de la pequeña.

 

"Existen muchísimas cosas que lógicamente se me quedan, pues ahora mismo tengo la mente bastante llena de raros sentimientos e incluso de malos pensamientos sobre mi persona y la de mi hija para acabar de una vez con todo esto, hablo de los dos pues ni ella puede vivir sin mí ni yo sin ella", añade el padre.

 

También asegura que sabe que a partir de ahora lo tendrá mucho más difícil para conseguir Investigadores que accedan a realizar investigaciones para la niña y probarlas en ella aunque estén prohibidas. "Esto me ha enseñado --añade-- que a partir de ahora pediré cualquier papel sobre lo que se le realice a mi hija y aunque esto vaya en contra de ella, todo lo iré relatando en su página".

Noticias relacionadas