El padre de Asunta confía en su exmujer y desea que "pueda salir bien de este embrollo"

Asegura que adquirió el medicamento para su expareja con "recetas de la Seguridad Social" y en una farmacia al lado de su casa.

Alfonso Basterra, el padre de Asunta, la niña hallada muerta en una pista forestal de Teo (La Coruña) el pasado 22 de septiembre, ha afirmado que confía en la "inocencia" de su exmujer, Rosario Porto, y desea que "pueda salir bien de este embrollo".


Así lo ha señalado Alfonso Basterra en una entrevista concedida a 'El Correo Gallego', recogida por Europa Press, en la prisión coruñesa de Teixeiro, donde permanecen los padres de la niña imputados por un supuesto delito de asesinato.

"Hasta que se levante el secreto de sumario yo no sé qué pruebas tienen contra mí y, para colmo, parece que puede demorarse más de un mes", ha señalado Basterra en la entrevista mantenida en Teixeiro con el citado diario. "¿Pero de verdad hay pruebas comprometidas? Quizá no lo sean tanto", ha manifestado preguntado por la situación de su exmujer.

"Confío en su inocencia, deseo con todas mis fuerzas que pueda salir bien de este embrollo y que, pese a no ser religioso, pido a diario para que sea así", ha afirmado el padre de Asunta, que ha recordado que se separaron tras 20 años juntos y que, pese a que tuvieron "problemas", "en los últimos meses" hubo entre ellos "un acercamiento" y estaban "bien de nuevo".

"Cada uno hacía su vida en pisos separados, pero nuestra relación volvía a ser buena. El cariño permanece", ha asegurado el periodista Alfonso Basterra quien ha reconocido que desde que el juez instructor decretó prisión provisional sin fianza la ha "podido saludar desde la distancia". "Y una vez coincidimos y le pude dar ánimos", ha agregado.

PASTILLAS

Preguntado sobre el problema que llevó a la hospitalización de Rosario Porto el pasado mes de julio, ha relatado que "fue un cuadro de estrés brutal y todo coincidió con unas obras de reforma que estaba haciendo en su piso de General Pardiñas".

"Un día sintió que un párpado se le cerraba, fuimos a Urgencias, la trataron y le dieron el alta, pero al día siguiente volvió a pasarle lo mismo y volvimos al hospital", ha indicado, para añadir que entonces decidieron ingresarla durante una semana.

"Le recetaron Orfidal para que pudiese descansar bien una temporada", ha afirmado Alfonso Basterra en la entrevista concedida a 'El Correo Gallego', en la que ratificó que era él quien compró "varias veces" ese medicamento. "Ni lo negué ni lo niego. Lo hice con recetas de la Seguridad Social y en una farmacia que tengo cerca de casa. Sin ocultar nada", ha añadido.

En este sentido, ha recalcado que "si hubiese querido no dejar rastro" se hubiera ido "a comprarlos a otra ciudad". "¿En qué cabeza cabe que vaya a comprar al lado de mi casa pastillas con las que, según dicen, estaba drogando a mi hija? Es de locos", ha subrayado.

RELACIÓN CON SU HIJA

Sobre la relación que mantenía con su hija adoptiva, Basterra ha explicado que era "fenomenal". "Venía mucho a comer a mi casa. ¿Para quién voy a cocinar yo ahora? Me he quedado solo en el mundo, absolutamente solo", ha dicho.

En este sentido, insistió en que su relación con la niña no cambió tras separarse de su mujer. "Mi exmujer y yo no pactamos ningún régimen de visitas y yo podía verla siempre que quería. Comían muchas veces en mi casa y coincidíamos con mucha frecuencia", ha sostenido, para concluir que "en ese sentido todo funcionaba muy bien y no surgieron disputas".
 

 

Noticias relacionadas