Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

El padre Ángel pide sentido común para aliviar a los necesitados y ensalza los valores que hay ahora

El padre Ángel se ha expresado así en el marco de la II edición de los Premios Centro Hospitalario Benito Menni de Valladolid, galardones que ha recibido junto a la Orden de San Juan de Dios.

El presidente y fundador de Mensajeros de la Paz, el padre Ángel, ha pedido usar el "sentido común" para aliviar las necesidades de las personas al mismo tiempo que ha asegurado que no existe una crisis de valores en la sociedad porque "nunca hubo tantos valores como hay ahora".

  

El padre Ángel se ha expresado así en el marco de la II edición de los Premios Centro Hospitalario Benito Menni de Valladolid, galardones que ha recibido junto a la Orden de San Juan de Dios.

  

En este marco, ha abogado por el "sentido común" para atender a las personas necesitadas. "Poner antes un perro que un hombre no es de sentido común", ha señalado el padre Ángel, quien ha afirmado que lo primero que hay que atender es "a la vida", "a comer y no vestirse", y atender a la gente enferma antes que a los más sanos, algo que considera que en cualquier familia se hace.

  

Sin embargo, cree que en otros ámbitos diferentes no se hace y a veces se quieren unos coches oficiales, determinados privilegios o se exigen determinadas cosas antes que lo que necesita la gente como educación o alimentos.

  

Además, ha incidido en el contraste que supone que mientras en España hay quejas sobre estas situaciones, en África haya mucha gente que se muere por falta de un medicamento o agua potable.

  

En esta línea, ha rechazado que haya una crisis de valores en la sociedad actual, porque "nunca hubo tantos valores como hay ahora", al tiempo que ha apostado por "no angustiarse" y "lo que hay que hacer es resolver".

  

En cuanto a la situación con respecto a la crisis y las personas más necesitadas, el padre Ángel ha explicado que si lo que hay que hacer es "la pelota" al Gobierno y a los dirigentes se les puede decir que todo "va bien" y, aunque ha reconocido que es verdad que las cosas van mejor, ha recordado que todavía hay colas en los comedores.

  

"Lo que Cáritas dice y las colas que hay son de verdad, no son artistas", ha señalado, tras lo que ha aseverado que la situación sigue siendo, "mientras haya un niño que no pueda tomar un yogur, un vaso de leche por la noche, la situación es tremenda".

  

Por ello, cree que lo que hay que hacer no es alegrarse porque haya menos gente en una situación de necesidad, sino dar esperanzas y creer que se va a salir adelante, "pero no andar mintiendo a la gente de que hay menos pobres que ayer". A este respecto, ha explicado que se dice que hay 37 millones de personas menos pobres que hace un tiempo y también que menos gente se muere por enfermedades, pero "siguen muriendo".

  

"Siendo eso verdad hay que estar atentos y no sacando el pecho diciendo cómo estamos sino lo que queremos hacer", ha insistido.

 

INCENTIVO PARA SEGUIR

  

Por su parte, el superior del Centro de San Juan de Dios de Valladolid, José María Bermejo de Frutos, quien ha recogido el premio a la Orden a la que pertenece, cree que este tipo de galardones deben servir para seguir ayudando a la gente, especialmente en lugares como Sierra Leona y Liberia, donde están "pasándolo mal".

  

Así, ha dedicado el premio a la gente que más lo necesita, que puede ser por ejemplo la del hospital de San Juan de Dios en Liberia, donde cuentan con un centro al igual que en Sierra Leona.

  

A este respecto, ha explicado que a través de la Orden se está en contacto con los compañeros y cuentan que la situación es "muy grave y muy preocupante" porque "no se termina de atajar el problema" y se dan cifras "escalofriantes" como que en Sierra Leona cada día se entierra a 15 o 20 personas para evitar el contagio.

  

Además, ha asegurado que está todo "desbordado" y esperan que llegue ayuda internacional porque la Orden no se siente capacitada para ponerla en marcha por sí sola.

  

En el marco de este acto, el director-gerente del Centro Hospitalario Benito Menni, Antonio Rodríguez, ha justificado la concesión del galardón al padre Ángel en muchos motivos, fundamentalmente porque se ha volcado en el servicio de los demás, también en la salud mental, ya que a través de Mensajeros de la Paz colabora en un proyecto en Haití, ya que el psiquiátrico de la capital quedó muy afectado tras el terremoto sufrido en el país. Además, ha recordado que fue el primero de la comunidad internacional que llegó tras lo sucedido y permitió que llegaran medicamentos y dinero.

  

En cuanto al premio a la Orden San Juan de Dios, Rodríguez ha recordado que   San Benito Menni, del que en este año se celebra el primer centenario de su fallecimiento, era un hermano de la Orden San Juan de Dios, la cual restauró, y se trata de una institución de 500 años que trabaja sobre todo en favor de los enfermos mentales.

 

GALARDONES

  

Los premios Benito Menni suponen un reconocimiento a aquellas personas físicas e instituciones que durante su trayectoria han contribuido a la defensa de los derechos de las personas con enfermedad mental.

  

En la categoría de persona física, se ha elegido a Padre Ángel, fundador de Mensajeros por la Paz, por su compromiso con las personas con enfermedad mental en Haití, a través de un proyecto conjunto de Hermanas hospitalarias y Mensajeros por la Paz; consistente en la rehabilitación del edificio e instalaciones del Hospital Psiquiátrico de Puerto Príncipe y suministro de medicación psiquiátrica a los 100 pacientes (hombres y mujeres) internos.

  

El galardón en la categoría de institución ha recaído en esta ocasión en la Orden de Hospitalaria de San Juan de Dios, por su implicación y entrega al servicio de los demás, que les está llevando a exponer la vida de muchos de sus miembros.

  

A los premiados se les ha hecho entrega de una estatuilla diseñada por el escultor Andrés Coello.

  

En el mismo acto también se han entregado los galardones a los ganadores del certamen Mentarte 2014 que pretende reconocer aquellos trabajos que favorecen la comprensión y sensibilización de la sociedad hacia las personas afectadas por una enfermedad mental.

  

Durante el acto, los usuarios del área de salud mental, principales protagonistas del acto, han presentado las actividades llevadas a cabo durante el último año.