El organizador de la 'rave' de Benagéber está "en busca y captura"

Rave ilegal en el aeródromo de Benagéber

El conductor del camión implicado en el accidente mortal está detenido tras dar positivo en drogas.

El organizador de la 'rave' que durante cinco días estuvo activa en la localidad valenciana de Benagéber, a seis kilómetros del casco urbano, está "en busca y captura". Así lo ha asegurado el delegado del Gobierno en la Comunitat, Serafín Castellano, quien ha indicado que parece ser de nacionalidad italiana.


Castellano, que ha atendido a los medios de comunicación antes de visitar las instalaciones de la Oficina de Extranjería 1 de Valencia, también ha explicado que el conductor del camión implicado en el accidente que causó la muerte de otro hombre que conducía la grúa encargada de remolcar los vehículos estropeados de la 'rave' dio positivo en el control de drogas y ya está detenido.

El delegado ha hecho hincapié en que "desde el primer momento" en esta fiesta ilegal "se ha primado la seguridad de las personas", así como "evitar cualquier tipo de desordenes y de incidentes", ya que "cualquier tipo de actuación pudiera haber producido incidentes complejos y desgraciados".

Por este mismo motivo, ha indicado que se reforzó la vigilancia, con 64 efectivos durante todos los días en que estuvo activa la 'rave', a la que asistieron entre 3.000 y 4.000 personas, de las que más del 80 por ciento eran extranjeras. Durante el martes se procedió al desmantelamiento de los escenarios y otros elementos que estaban en la zona de la fiesta y comenzó la limpieza.

Según los últimos datos, en esta fiesta se identificaron 1.633 personas y 561 vehículos. Asimismo, se levantaron 18 actas por tenencia de drogas; seis por armas; 27 por cuestiones de tráfico: 64 en relación a la Ley de Montes; 85 por acampada, y cuatro por temas respecto a animales. Asimismo, se realizaron numerosos controles de droga y más del 60 por ciento de las personas que se sometieron a ellos dieron positivo.

DILIGENCIAS

Serafín Castellano ha explicado que la Guardia Civil ha elaborado un informe "muy exhaustivo", con unas diligencias que ahora se trasladarán a todas las autoridades administrativas y judiciales para que se hagan los correspondientes sanciones.

El delegado ha señalado posibles ilícitos en este caso como desobediencia a la autoridad, contra el medio ambiente, contra la saluda publica, por daños a las instalaciones o a la propiedad intelectual.