El Oporto obliga al Athletic a un milagro

El Oporto superó al conjunto bilbaíno

El Athletic cayó derrotado en su visita a Oporto (2-1) y se ha metido en serios problemas para pasar a los octavos de final tras sumar solo un punto de los nueve primeros posibles después de un partido en el que fue mejor en algunas fases..

 

FICHA DEL PARTIDO

 

OPORTO: Fabiano; Danilo, Maicon, Martins Indi, Alex Sandro; Casemiro (Quaresma, min.71), H. Herrera, Quintero (Neves, min.64); Tello (Óliver Torres, min.82), Jackson, Brahimi.

 

ATHLETIC CLUB: Iraizoz; De Marcos, Etxeita, Laporte, Balenziaga; San José (Muniain, min.46), Iturraspe; Rico (Gurpegi, min.73), Guillermo, Susaeta y Aduriz (Beñat, min.46).

 

GOLES

   1-0, min.45, Héctor Herrera.

   1-1, min.58, Guillermo.

   2-1, min.75, Quaresma.

 

ÁRBITRO: Damir Skomina (ESL). Amonestó a Maicon (min.22) y Danilo (min.59) por parte del Oporto; y a San José (min.29), Susaeta (min.59) Mikel Rico (min.65) y Gurpegi (min.86) por parte del Athletic.

 

ESTADIO: Do Dragao.

Cada gol del Oporto vino por una mala acción del equipo vasco. En el primer tanto fue la defensa la que se desquebrajó por un simple desmarque de Jackson Martínez; en el segundo, Iraizoz vio como un disparo de Quaresma que debió atrapar se le coló por debajo de los brazos para conceder el segundo tanto que a la postre fue decisivo.

 

Salió el Oporto con una intensidad alta, buscando sorprender al Athletic en los instantes iniciales a través de la presión. Sin hacer ocasiones claras, los portugueses quisieron meter el miedo en el cuerpo a los 'Leones', conscientes del complicado momento que atraviesa el equipo vasco.

 

Funcionó el equipo de Julen Lopetegui por asaltos más que por una continuidad en el juego. A pesar de tener en el centro del campo jugadores de la calidad del colombiano Quintero, el mexicano Herrera o el brasileño del Real Madrid Casemiro, en sus fases de superioridad no fueron continuadas y fruto de ataques elaborados.

 

El Oporto aprovechó los espacios que dejaba el equipo vasco, la mala Champions de Balenziaga, al que Tello dominó en cada mano a mano, y la falta de confianza del Athletic, plasmada en numerosos errores individuales de ejecución para hacer peligro.

 

Por eso, después de cada oleada de tempestad lusa, el Athletic conseguía la calma a través del balón. Unas fases de dominio, las del Athletic, que si bien en la primera parte no causaron mucho peligro -un disparo de San José desde 30 metros al palo y un posible penalti de Martins Indi a Aduriz fueron todo el bagaje ofensivo- en la segunda si se transformaron en peligro y en gol.

 

Y es que después de que Juan Quintero y Héctor Herrera conectaran para inaugurar el marcador al filo del descanso, poniendo un broche en forma de gol a 10 minutos de una nueva oleada portuguesa, el Athletic encontró tras el paso reglamentario por el túnel de vestuarios la llave para conseguir hacer daño al oporto.

 

Ernesto Valverde movió el banquillo, metiendo a Muniain y a Beñat por San José y Aduriz. Relevos que otorgaron a Beñat la manija del equipo y a Guillermo la responsabilidad en el frente de ataque rojiblanco. Un movimiento de piezas que acabó siendo fructífero para el equipo visitante.

 

Todo ello empezó a crear un contexto de partido en el que el Athletic volvía a tener el control del juego y empezó a llegar con peligro a la portería defendida por Fabiano. En los primeros minutos, Beñat tuvo un par de ocasiones y Guillermo estrelló en Fabiano un mano a mano en el que el atacante estaba muy escorado.

 

Fueron momentos en los que el Oporto estaba mal en el campo y en los que el Athletic parecía poder acabar de darle la vuelta al partido. Pero lo que sucedió fue lo contrario. Lopetegui dio entrada en el partido al veterano Quaresma y éste le dio la razón. A falta de un cuarto de hora, una combinación del luso con Brahimi acabó en el segundo tanto en un disparo en el que Iraizoz pudo hacer más por evitar el gol.

 

Tuvo el Athletic en la cabeza de Aymeric Laporte el empate tras una falta lateral botada por Beñat, pero el Oporto consiguió aguantar el resultado para hacerse con tres puntos que le encaraman en el liderato del grupo H. Por su lado, el Athletic necesitará apelar a la épica para estar en el bombo de octavos de final.