El número uno y la lucha por Londres, principales atractivos en París

Rafa Nadal

El último ATP Masters 1000 de la temporada comienza en París y presenta varios alicientes, con Rafa Nadal como foco principal ya que defenderá ante Novak Djokovic el número uno del mundo.

El de Manacor puede convertirse en París en el primer tenista de la historia en vencer seis Masters 1000 en el mismo año. El actual número uno del mundo ha conseguido en este 2013 levantar los trofeos de Indian Wells, Madrid, Roma, Montreal y Cinccinati. Si vence en París, logrará un hito histórico en este tipo de torneos, donde también es el que más ha conseguido en total, con 26.

 

Para conseguirlo, Nadal deberá superar un cuadro complicado en un torneo que no ha sido especialmente favorable para él en su carrera. Sólo tres veces ha jugado Rafa en el último Masters 1000 del año, siendo la final de 2007, que perdió contra el argentino David Nalbandián, el mejor resultado de su carrera.

 

El ruso Tursunov o el español Marcel Granollers en primera ronda; el polaco Jerzy Janowicz, que viene de jugar bien en Valencia, en segunda; los franceses Tsonga o Gasquet, que se estarán jugando una plaza para Londres, en cuartos; y Ferrer, que defiende el título, o el checo Tomas Berdych, en semifinales conforman el hipotético camino de Nadal hasta la final.

 

De llegar a esa final, en el otro lado de la red debería estar el serbio Novak Djokovic, con el que además se está jugando el número 1 del mundo en este final de temporada. 400 puntos separan a Nadal de Djokovic en la clasificación de la ATP y el serbio solo defiende 45 después de caer prematuramente la temporada pasada en segunda ronda ante Sam Querry.

 

Con esos números, Nadal necesita hacer final en París para asegurarse salir de la capital francesa aún como el mejor tenista del planeta. Si no llegase a la final el mallorquín, el tenista que saldrá en lo más alto de la clasificación dependerá de la combinación de los resultados que consiguieran el español y el serbio.

 

Más allá de la dualidad Nadal-Djokovic, será un torneo especial para David Ferrer. El alicantino viene de caer en las finales de Estocolmo y Valencia y defenderá en París su primer y único Masters 1.000 de su carrera. A parte del honor de defender título, a Ferrer le conviene sacar el mayor número de puntos posibles si no quiere ver atacada su posición entre los tres mejores tenistas del mundo.

 

OCHO TENISTAS BUSCAN BILLETE PARA LONDRES 

 

En cuanto al resto de los españoles participantes en París hay dos en la parte alta del cuadro (Granollers y Verdasco) y otros dos en la parte baja (Feliciano López y Nico Almagro). El murciano es el que tiene más cosas que decir en el torneo ya que matemáticamente tiene opciones para estar en la Copa de Maestros. Para ir a Londres, Nico tiene que ganar el torneo y esperar que sus rivales fallen.

 

Precisamente ver quiénes son los tres últimos hombres que viajarán a Londres es el otro gran atractivo de la cita parisina, ya que estarán en juego tres plazas para la última cita de la temporada: las finales ATP de Londres, el torneo de maestros. Tras los resultados de esta semana, hasta ocho jugadores tienen opciones de conseguir uno de los últimos pasajes a la capital británica.

 

Por orden de ranking, los suizos Roger Federer y Stanislas Wawrinka, los frances Richard Gasquet y Jo Wilfred Tsonga, el canadiense Milos Raonic, el alemán Tommy Haas, el citado Nico Almagro y el ruso Mikhail Youznhy son los que tienen posibilidades de conseguir una de las últimas tres plazas para la cita que cierra la temporada individual de la ATP.

 

Con batallas en todos los frentes se presenta un gran torneo en París. Una cita que habitualmente suele estar marcada por las bajas pero que, este año, por unas cosas o por otras, contará con todas las principales raquetas del tenis mundial.