El número de parados en la eurozona baja por primera vez desde abril de 2011

La tasa de desempleo en la zona euro se mantuvo estable en el 12,1% por cuarto mes consecutivo, aunque supone siete décimas más que el 11,4% registrado hace un año, según los datos ofrecidos por Eurostat, que vuelve a colocar a España como el segundo país con peores cifras de toda la región, tras Grecia.

 

En concreto, la tasa de paro de España descendió un décima por segundo mes consecutivo, desde el 26,4% de mayo hasta el 26,3% en junio.

 

Por su parte, en el conjunto de la Unión Europea (UE) la tasa de desempleo descendió una décima en junio, hasta el 10,9%, cifra que supera en 0,4 puntos porcentuales la del mismo mes de 2012.

 

La agencia estadística europea calcula que 26,424 millones de personas carecían de empleo en junio en la UE, de los que 19,266 millones se encontraban en la zona euro, lo que supone un descenso mensual de 32.000 parados en el conjunto de la UE y de 24.000 en la zona euro, el primer descenso en la unión monetaria desde abril de 2011.

 

Respecto al mismo mes de 2012, la cifra de desempleados entre los Veintisiete subió en 1,08 millones de personas y en 1,129 millones en la zona euro.

 

Entre los países miembros cuyos datos estaban disponibles, las menores tasas de paro se registraron en Austria (4,6%), Alemania (5,4%) y Luxemburgo (5,7%), mientras que las más altas fueron las de Grecia (26,9% en abril de 2013) y España (26,3%)..

 

Por otro lado, la tasa de paro masculino se mantuvo estable tanto en la eurozona (12%) como en la UE (10,9%) en comparación con mayo, al igual que el paro femenino, que se situó de nuevo en el 12,3% en la eurozona y al 11% en los Veintisiete.

 

Asimismo, la tasa de paro entre los menores de 25 años aumentó una décima tanto  en la eurozona, donde ascendió hasta el 23,9%, como en el conjunto de la UE, donde alcanzó el 23,2%.

 

Por su parte, España registró un paro del 56,1% entre los jóvenes, tres décimas más que en mayo; una tasa de paro masculina del 25,5%, una décima inferior a la del mes anterior, y una tasa de desempleo femenina que descendió una décima hasta el 27,2%.

 

A pesar de que su información sobre la evolución del mercado laboral va con dos meses de retraso respecto al resto de socios de la UE, Grecia superaba en abril los registros negativos de España de junio en paro juvenil, con una tasa del 58,7%, y en desempleo femenino, con un 30,5%.