El número de parados cayó en 176 personas en septiembre y el número de desempleados baja a 211.524

Una oficina del Ecyl

En comparación con septiembre de 2013 el paro registrado en Castilla y León cayó un 9,53 por ciento, por encima de la media de España (-5,86 por ciento).

El número de parados inscritos en las oficinas de Empleo de Castilla y León bajó en septiembre en 176 personas, con lo que la cifra de desempleados en la Comunidad baja hasta los 211.524 (97.149 hombres y 114.375 mujeres).


En términos relativos, en Castilla y León el comportamiento del paro en el mes de septiembre registró un descenso del 0,08 por ciento respecto a agosto, mientras que en el resto de España el paro aumentó un 0,45 por ciento, con lo que la cifra de parados en el conjunto del país subió en 19.720, hasta situarse en un total de 4.447.650 millones.

Se trata del quinto mejor dato a nivel nacional, donde el desempleo subió en doce comunidades junto a Melilla, tras La Rioja (-5,33 por ciento), Castilla-La Mancha (-4,28), Ceuta (-1,86) y Aragón (-0,12).

En comparación con septiembre de 2013, el paro registrado en Castilla y León bajó en este caso un 9,53 por ciento (22.275 desempleados menos), mientras que en España cayó un 5,86 por ciento, el equivalente a 276.705 parados menos.

En este caso, Castilla y León registró el tercer mejor dato en la evolución a la baja del paro en términos interanuales, por detrás de La Rioja (-10,64 por ciento) y Baleares (-10,09 por ciento).

El paro cayó en el mes de septiembre respecto a agosto en tres provincias de Castilla y León, con especial incidencia en Valladolid (-3,08 por ciento, 1.445 parados menos), seguida de Zamora (-1,99 por ciento, 330 parados menos) y Segovia (-1,47 por ciento, 161 parados menos).

Sin embargo, el desempleo subió en Soria (3,16 por ciento, 172 parados más); Salamanca (2,16 por ciento, 698 parados); Palencia (1,95 por ciento, 263 personas sin empleo más); Ávila (1,43 por ciento, 230 parados más); Burgos (1,26 por ciento, 355 desempleados más) y León (0,10 por ciento, 42 nuevos parados).

En comparación con septiembre de 2013, el paro bajó en todas las provincias de Castilla y León con especial incidencia en Segovia (-12,99 por ciento, 1.606 parados menos); Valladolid (-11,51 por ciento, 5.925 parados menos); Burgos (-10,88 por ciento, 3.494 empleados más); Soria (-10,65 por ciento, -670 parados); Zamora (-9,38 por ciento, 1.685 parados menos); Palencia (-8,64 por ciento, -1.304 parados) y León (-8,35 por ciento, 3,797 desempleados menos).

El desempleo también cayó en términos interanuales en las provincias de Ávila (-7,70 por ciento, 1.360 parados menos) y Salamanca (-6,88 por ciento, 2.434 parados menos).

Así, en la actualidad el número de parados en Castilla y León (211.524) se reparte del siguiente modo: Ávila, 16.305; Burgos, 28.633; León, 41.651; Palencia, 13.783; Salamanca, 32.961; Segovia, 10.758; Soria, 5.620; Valladolid, 45.537, y Zamora, 16.276.

POR SECTORES Y SEXOS

Por sectores, el paro registrado en las oficinas de empleo de Castilla y León en septiembre cayó especialmente en agricultura (-1.677 personas) además de construcción (-991) e industria (-528) pero subió en servicios (2.609) y en el colectivo de sin empleo anterior (411).

En la actualidad, el número de parados en Castilla y León (un total de 18.649 son extranjeros) se distribuye por sectores del siguiente modo: 131.001 en el sector servicios; 25.404 en construcción; 23.507 en el colectivo de sin empleo anterior; 21.366 en industria y 10.246 en agricultura.

En cuanto a la situación por sexos, el paro en Castilla y León se reparte entre 114.375 mujeres y 97.149 hombres, si bien en el tramo de edad más joven (menores de 25 años), los hombres desempleados superan a las mujeres con 11.523 frente a 10.578.

EVOLUCIÓN DE LA CONTRATACIÓN

Mientras tanto, la contratación aumentó en Castilla y León en el mes de septiembre, cuando se firmaron 81.512 contratos, un 33,93 por ciento más que en el mes anterior (20.650 en términos absolutos), frente a un incremento del 43,99 por ciento en el resto del país. Se trata de la décima menor evolución en el país.

Con respecto al mes de septiembre de 2013, la cifra es un 27,68 por ciento superior (17.670 contratos más), el tercer mejor dato del país donde la contratación creció un 17,38 por ciento con respecto al mismo mes del año anterior.

La contratación subió en todas las provincias de Castilla y León con especial incidencia en Valladolid (57,12 por ciento y 7.723 contratos más), seguida de Zamora (39,53 por ciento, 1.616 contratados más), Burgos (36,21 por ciento y 3.317 nuevos contratos) y León (34,58 por ciento, 3.324 contratos más).

También subió la contratación en Ávila (28,04 por ciento, 1.071 contratos más), Palencia (24,51 por ciento, 1.119 nuevos contratos), Segovia (20,35 por ciento, 952 contratos), Salamanca (15,92 por ciento, 1.384 nuevos contratos) y Soria (5,29 por ciento, 144 contratos más).

En comparación con septiembre de 2013 la contratación aumentó también en todas las provincias como Zamora (58,14 por ciento, 2.097 contratos), Segovia (35,52 por ciento, 1.476 contratos), Burgos (33,64 por ciento, 3.141 contratos), Ávila (33,24 por ciento, 1.220 contratos), Valladolid (26,24 por ciento, 4.416 contratos), Palencia (21,09 por ciento, 990 contratos) y Salamanca (20,94 por ciento, 1.745 contratos).

También subió en León (19,89 por ciento, 2.146 contratos más) y Soria (18,07 por ciento, 439 nuevos contratos).

Finalmente, la contratación indefinida (incluye los contratos convertidos en indefinidos) aumentó en el último mes con respecto a agosto en Castilla y León un 61,18 ciento (2.039 contratos más) hasta alcanzar la cifra de 5.372 contratos indefinidos. En España la contratación indefinida con respecto al mes anterior aumentó un 89,90 por ciento.

Por provincias, aumentó la contratación indefinida en todas las provincias con especial incidencia en León donde subió un 78,01 por ciento (440 contratos más), seguida de Valladolid (69,16), Burgos (62,55), Palencia (58,41), Salamanca (57,02), Zamora (53,89), Ávila (51,12), Segovia (49,01) y Soria (10,76).

En términos anuales, el número de contratos indefinidos realizados en Castilla y León aumentó un 19,25 por ciento (867 contratos indefinidos más). En España la contratación indefinida con respecto al año anterior creció un 29,32 por ciento.
 

 

Noticias relacionadas