Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

El número de autónomos en la región aumenta en 2.291

Entre enero y octubre, 28.443 trabajadores se dieron de alta en el régimen especial, mientras que 26.152 lo abandonaron.

El número de personas afiliadas al Régimen Especial de Autónomo de la Seguridad Social, aumentó en Castilla y León un total de 2.291 en los nueve primeros meses de 2014, según los datos a los que ha podido acceder la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) de la comunidad. El saldo postivo procede de las 28.443 personas se dieron de alta por las 26.152 que solicitaron la baja.

 

Según el análisis comparado de altas y bajas por meses realizado por la UPTA CyL, el resultado "proviene más del factor de nuevas altas que de la reducción de bajas", según indicó el secretario general, Manuel Ramos. Esto se debe a que los nueve primeros meses de este año se han dado de alta 28.443 personas, por las 25.588 del año pasado. Sin embargo, el número de bajas en el mismo periodo del año actual, 26.152, ha sido también superior al del mismo periodo (enero-septiembre) de  2013, en el que fueron 25.830.

 

Para UPTA CyL, estos datos "demuestran que el nivel de iniciativa económica por cuenta propia se ha recuperado con respecto a los años anterioresaunque la sangría de cierre de negocios anteriores no cesa y no permite mejorar los resultados finales de forma significativa”, explica el secretario general de la agrupación.

 

A finales de septiembre de 2014, el número total de autónomos en la región era de 203.259, mientras que el primer día de enero de este año era de 200.968. Esto supone la segunda vez que el número de autónomos crece en tres trimestres completos desde que comenzó la crisis económica.

 

Asimismo, afirman que si las condiciones económicas y, en especial, la recuperación del crédito lo permitieran, “con los datos actuales podríamos prever un espectacular crecimiento del número de autónomos en Castilla y León, ya que, aunque no llegue a los datos de crecimiento conocidos antes del año 2007, podrían ya acercarse a los mismos”, asegura Ramos.

 

Para UPTA, es "imprescindible entender que los programas de fomento del autoempleo y del trabajo autónomo pueden ser los más eficaces", y es necesario que esta convicción "llegue también al ámbito de la Administración Autonómica".