El nuevo secretario de UGT aplaude el acuerdo con Renault y destaca la utilidad de los sindicatos

Pone los contratos relevo como ejemplo de medida a extender en la Administración pública.

El secretario general de UGT, Josep Maria Álvarez, considera que el reciente acuerdo entre los sindicatos y la dirección de Renault para la aplicación en sus plantas españolas de un nuevo Plan Industrial, es una "prueba" de la utilidad de estas organizaciones y de que la reforma laboral "es prescindible".

  

En declaraciones recogidas por Europa Press, Álvarez ha recordado que empresarios y representantes de los trabajadores llegaban a acuerdos antes de la reforma y "siguen llegando después", por lo que se demuestra, a su juicio, que es "inútil" para crear empleo.

  

"Estamos de enhorabuena por el acuerdo en Renault", ha sentenciado el líder del sindicato, que ha participado este sábado en la clausura del VII Congreso de UGT en Castilla y León, celebrado en la Feria de Valladolid.

  

Sobre este principio de acuerdo que alcanzaron empresa y sindicatos el pasado jueves, Álvarez ha subrayado la transformación en indefinidos de al menos 1.400 contratos relevo en las fábricas de la compañía en España y ha puesto esta modalidad de contratación como un ejemplo para "dar oportunidad a los jóvenes".

  

De hecho, Álvarez ha abogado por "potenciarlo y recuperarlo" no sólo en Renault o en empresas privadas, sino "también en la Administración pública.

  

Para el secretario confederal de UGT esta podría ser una de las medidas que se podría incluir en un "Plan de Choque" destinado a hacer frente a la actual situación del desempleo, que "no se solventa de hoy para mañana".

  

Otras posibles medidas a tener en cuenta, a juicio de José María Álvarez, sería dar "un trato especial" para los mayores de 55 años para que, en el caso de que queden en situación de desempleo puedan tener un "itinerario" que les asegure llegar a la edad de jubilación legal en unas condiciones adecuadas de prestación.

  

Otro acuerdo estratégico que se debería tomar en España sería el relativo a la industria que, según Álvarez, deberían abordar los sindicatos y la patronal incluso al margen de los gobiernos, por que sería un Plan que no sólo se limitaría a "una o dos legislaturas", sino que buscaría crear "una conciencia en la sociedad" tal y como entiende que se ha hecho en Alemania.

  

A este respecto, ha reivindicado "acabar con la idea" de que la productividad se logra abaratando salarios porque entiende que de esa manera en España "cada día" los ciudadanos son "un poco más pobres".