El nuevo Mercado del Val sopla la primera vela de la tarta con un balance "satisfactorio"

Los comerciantes se muestran "contentos" por el momento con el espacio de la Plaza del Poniente de Valladolid a la espera de que comiencen las obras del antiguo, si bien aseguran que ahora tienen "más afluencia".

Un año, o lo que es lo mismo, 365 días. El nuevo Mercado del Val, situado en la Plaza del Poniente, sopló este viernes su primera vela de aniversario a la espera de que las obras para remodelar el antiguo lugar comiencen lo antes posible, algo que en principio sucederá a finales de noviembre.

 

Pero hasta entonces, los veintiocho comerciantes que mueven sus negocios en el espacio provisional tienen una idea clara; el cambio de escenario les ha hecho ganar en clientes. "El lugar ha gustado a la gente, los que iban al antiguo no han dejado de venir al nuevo, y hemos ganado clientela porque en Poniente hay más viviendas", explica Felipe González, en representante de sus compañeros.

 

"Es verdad que es más incómodo y más pequeño que el anterior, la gente no deja de echar de menos el otro, pero para tratarse de algo provisional es más que suficiente", incide el carnicero. Efectivamente, ahora solo queda que se apruebe el plan de seguridad y el acta de replanteo, lo que permitirá que comiencen las nombradas obras a finales de noviembre.

 

Así, las conclusiones para los tenderos son claras. Que el mercado sea provisional no implica demasiado inconveniente ni contratiempo, casi al contrario. "Este año ha sido bueno, satisfactorio. Insisto en que para ser provisional es más que suficiente", concluye González, con quien también se muestran de acuerdo el resto de tenderos.

 

"La gente está contenta, tenemos todos los puestos abiertos y esperamos que siga así hasta que volvamos a la nueva ubicación. Solo hay que recordar el anterior, con todo cerrado, para ver un claro contraste de afluencia", asegura Pablo Gómez, el encargado de la cafetería del espacio de la Plaza del Poniente.

 

Y con la alegría del presente, toca mirar al futuro. El antiguo Mercado contará con cerca de cincuenta espacios una vez terminada la remodelación, por lo que habrá algo más de veinte comerciantes que podrán entrar y comenzar desde cero. El Ayuntamiento de Valladolid ya se ha puesto con ello y en principio cada uno tendrá que pagar 60.000 euros para formar parte del nuevo proyecto. Pero eso ya llegará. Por ahora el nuevo Mercado del Val es alegría y buen ambiente, como cada vez que alguien cumple años.

El nuevo Mercado del Val en la Plaza del Poniente, el día de su inauguración. BORIS GARCÍA