El ‘nuevo’ Corte Inglés de Constitución se especializa en una gran tienda de moda

Reformas en El Corte Inglés de la calle Constitución.

Priman la moda y las diferentes plantas del centro se han redistribuido en función a estilos de vida.

Después de nueve meses de obras, el centro del El Corte Ingles de Constitución estrena su nueva tienda en la que los clientes experimentarán una nueva forma de compra. Así al menos lo piensa el director de Relaciones Institucionales, José Antonio Lobato, quien explica que se ha reubicado las plantas en función de “estilos de vida” y se ha apostado por la especialización en moda.

 

Las limitaciones de espacio de este centro han sido claves en esta reestructuración que tiene clara “vocación por el mundo de la moda, que sigue siendo desde los orígenes la espina dorsal del grupo”, ha dicho Lobato, quien no duda en señalar que este centro “está a la vanguardia”.

 

La reorganización de espacio, dice el especialista en moda de El Corte Inglés, Ángel Jiménez, se ha hecho en base a “estilos de vida”. De esta forma, la primera planta se ha dejado para “una mujer más tradicional”; la segunda se destina a una mujer más contemporánea y ejecutiva, además de ubicarse una gran zapatería; mientras que la tercera planta se concretan todas las marcas “para una mujer  más actual y dinámica”.

 

Algo muy similar sucederá en las dos siguientes plantas. En la cuarta se encontrarán marcas especializadas para hombre “más casual” y en la quinta todo lo destinado a un hombre mucho más tradicional. La última planta, se destina a la moda deportiva, con especial incidencia en el running, el fútbol, la montaña y ropa deportiva casual. Asimismo, la cafetería ha experimentado una profunda reforma en lo que consideran “la guinda” del centro.

 

En total más de 300 firmas de moda. Lobato ha recordado que esta tienda, perteneciente a las extinguidas galerías Preciado,  se reabrió en 1995 y en la actualidad cuenta con 290 empleados. También el anexo de ocio, ubicado en la calle Menéndez Pelayo, ha sufrido una profunda reforma con una “clara apuesta por la tecnología”.

 

Alberto Montejano, director de la tienda de Constitución, se muestra “ilusionado”  e insiste en la trasformación de la tienda en un centro especializado en moda.