El nuevo alcalde de Arroyo espera iniciar "un tiempo nuevo" y "corregir errores"

Sólo IPAE apoya la investidura de José Manuel Barrio, mientras el PSOE advierte de que "una parte del problema no puede ser la solución".

El independiente José Manuel Barrio ha sido investido este martes como nuevo alcalde de Arroyo de la Encomienda (Valladolid), tras la dimisión de José Manuel Méndez, condenado a tres años de cárcel y 16 de inhabilitación por prevaricación y cohecho; y ha recalcado que en los cinco meses de mandato que tiene por delante espera iniciar "un tiempo nuevo" en el municipio y "corregir errores".

  

El Ayuntamiento de Arroyo de la Encomienda ha celebrado este martes el Pleno extraordinario para la investidura de Barrio, que sólo ha contado con el apoyo de sus nueve compañeros de Independientes por Arroyo de la Encomienda (IPAE), aunque no se ha producido una votación como tal, sino que se ha preguntado qué concejales apoyaban la investidura del nuevo regidor. Así, los tres ediles del PP, las dos del PSOE y el no adscrito Luis Miguel Jara, no han tenido ocasión de votar.

  

En su discurso de investidura, tras la intervención de los portavoces de PSOE, Verónica Calvo; y PP, José Antonio Otero, el nuevo primer edil de Arroyo ha manifestado que en estos cinco meses que tiene por delante se marca como objetivo iniciar "un tiempo nuevo", "corregir errores", "recuperar la normalidad institucional" y recuperar el protagonismo del "debate municipal" sin margen para el "oportunismo político".

  

Barrio, que llega a la Alcaldía tras ser concejal de Economía y portavoz del equipo de Gobierno encabezado por el dimisionario José Manuel Méndez, ha señalado como "pilares" de su mandato la "renovación del respaldo a los ciudadanos", la "legalidad en la gestión del equipo de Gobierno", la continuidad del modelo de gestión y el proyecto de futuro de cara a las próximas Elecciones municipales.

  

José Manuel Barrio ha querido ensalzar la gestión de su partido, en el Gobierno municipal desde 2007, pues ha recordado que "en un contexto de crisis económica" ha sacado adelante un proyecto ciudadano con gran respaldo de los votantes, por lo que ha insistido en que el equipo que encabezará garantizará la continuidad en la gestión y en que no tienen "más dueños ni intereses que los vecinos de Arroyo".

  

El nuevo alcalde de la localidad del alfoz vallisoletano ha incidido en que la "legalidad" del equipo de Gobierno se asienta sobre la eficacia y eficiencia de la gestión y la sostenibilidad de las cuentas, ya que ha garantizado que el municipio seguirá sin tener deudas y actuará "con toda la prudencia, pero sin ningún miedo". "Poner en duda eso sería una falsedad", ha recalcado.

  

Tras reconocer que en la última semana se ha vivido un "extraordinario y difícil momento", al conocerse la confirmación de la sentencia que condena al ya exalcalde a tres años de prisión y 16 de inhabilitación para ejercer cargo público y su posterior dimisión, Barrio ha enfatizado que también en estos días IPAE ha sentido "mucho apoyo ciudadano".

  

José Manuel Barrio, ha apuntado que en 2003 Arroyo de la Encomienda presentaba los problemas de la "desconexión de los núcleos" del municipio y de "la dependencia de los servicios de la capital", lo que comenzó a mejorarse hasta 2007 gracias a los "beneficios por la expansión inmobiliaria". "Pero eso acabó y, pese a ello, Arroyo ha seguido creciendo en población y en economía hasta la actualidad", ha apostillado.

  

Con ello, considera que la localidad arroyana está marcada en la actualidad por la "prosperidad", la "deuda cero", los "excelentes" servicios públicos y la calidad de vida.

 

A PARTIR DE 2015, EL ÁREA METROPOLITANA

  

Así, ha concretado que mientras que el período entre 2007 y 2011 fue el de las "infraestructuras y servicios" y el actual (2011-2015) es el de la "instalación de grandes empresas", el objetivo de Independientes por Arroyo para el próximo mandato será "afianzar el modelo y asumir el papel que Arroyo va a desempeñar en el Área Metropolitana de Valladolid".

  

Después de considerar que IPAE se ha "convertido" en "algo incómodo para el bipartidismo" Barrio ha insistido en que se mantendrán "abiertos" al consenso y al diálogo con los otros grupos municipales, pero ha advertido de que estarán "totalmente cerrados" ante el "oportunismo político".

  

Por su parte, el portavoz del Grupo Popular ha reclamado al equipo de Gobierno que cuente con sus aportaciones durante lo que queda de mandato y "busque el consenso perdido", pues ha lamentado que en los últimos años sus propuestas eran inicialmente "bien recibidas", pero al poco tiempo se "repudiaban" y se "metían en el congelador" para ser recuperadas "sin referencia alguna a sus promotores".

  

José Antonio Otero ha defendido que los ediles del PP tienen "muchas y muy buenas ideas" ya que considera que conocen el Ayuntamiento de Arroyo "tanto como los que gobiernan". A este respecto, ha marcado como exigencias al nuevo alcalde que "aligere las cargas fiscales", que no incurra en "gastos faraónicos" ni afronte obras que pueden convertirse en "cargas para el futuro", que cumpla los contratos y que "rebaje el precio desorbitado del agua".

  

Mientras tanto, la portavoz socialista, Verónica Calvo, ha centrado su discurso en recordar que Barrio fue "el principal apoyo" del condenado Méndez y que aún está pendiente de resolución un procedimiento judicial "por prevaricación" contra "todos los concejales" de Independientes por Arroyo. Por ello, ha manifestado, el PSOE se opone a este acto de investidura.

  

A juicio de Calvo, "no puede ser la solución alguien que ha sido parte del problema", pues ha recordado las "broncas" que considera que se llevó el Grupo Socialista cuando advertía de que "Arroyo era la Marbella de Castilla" y que, ahora, se comprueba que lo que denunciaba el PSOE "se ha convertido en realidad".

 

EXIGENCIA DE PERDÓN

  

Por todo ello, Calvo ha reflexionado, en Arroyo han surgido "asambleas ciudadanas que buscan alternativas" para el municipio y ha señalado que, ante ello, el equipo de Gobierno debe tomar acciones "innovadoras" y demostrar su "respeto a los ciudadanos". Para empezar, la portavoz ha reclamado al nuevo alcalde que pida "perdón" por haber "defraudado la confianza" de los votantes.

 

Verónica Calvo se ha preguntado si realmente "va a cambiar algo en el Ayuntamiento de Arroyo" y ha recalcado su deseo de que "ni el municipio ni sus intereses pertenezcan a algún partido político".