El nivel de ozono en Valladolid desciende aunque supera durante 83 días las recomendaciones de la OMS

Mediciones ozono

El nivel de ozono en Valladolid y los pueblos del entorno descendió en el año 2014 pero superó las recomendaciones de la OMS durante 83 días, según se recoge en el balance elaborado por Ecologistas en Acción.

La evaluación de los datos de las siete estaciones de las redes de control de la contaminación atmosférica del Ayuntamiento de Valladolid y de la central térmica de Michelín a lo largo del año 2014, así como de una de las tres propiedad de Renault, refleja que los niveles de ozono descendieron en relación a los de 2013, que fueron "elevados", mientras que los de partículas han aumentando.

 

En el caso del ozono, los datos del verano de 2014 han mejorado con respecto a los de 2013 por el descenso de las temperaturas estivales, "a pesar de lo cual en alguna de las seis estaciones que miden este contaminante muestran que se ha rebasado en 83 días, más de la tercera parte del periodo de más riesgo (abril a septiembre), el nivel de ozono recomendado por la OMS, establecido en 100 microgramos por metro cúbico (ug/m3) como máximo promedio de ocho horas a lo largo de cada día".

 

En lo que respecta a las partículas, tomando como referencia las recomendaciones de la OMS se concluye que las cuatro estaciones que durante 2014 midieron partículas de tamaños inferiores a diez y 2,5 micras superan las recomendaciones sanitarias diarias, establecidas respectivamente en 50 y 25 ug/m3 como media diaria, no debiéndose superar más de tres días al año.

 

"A pesar de ser superiores a los de 2013 por circunstancias meteorológicas, estos niveles y los del resto de contaminantes se encuentran dentro de los límites que no deben superarse según la legislación europea y española, legislación que se ha ido volviendo más permisiva para las partículas y el ozono", apostilla Ecologistas en Acción.

 

Los datos de partículas de diez micras se han tomado "sin tratamiento de ningún tipo" para que puedan ser comparables con los de años anteriores, "ya que en 2014 el Ayuntamiento de Valladolid ha seguido aminorándolos al multiplicarlos por un factor de corrección de 0'81 en invierno y 0'88 en verano, lo que ha llevado al absurdo de que el nivel de las partículas de 2,5 micras se eleva algunos días por encima de las partículas de diez micras en las que se engloban".

 

A su juicio, en conjunto la ciudad ha soportado una "mala calidad del aire" con daños sanitarios para la población durante 103 días, más de la cuarta parte del pasado año, "por más que la relajación de la normativa europea y estatal, el cambio de ubicación de las estaciones conflictivas o el cocinado posterior de algunos datos puedan dar la impresión de una situación admisible".

 

Dado que la responsabilidad de la contaminación corresponde al "uso masivo" del automóvil, al margen de determinadas fuentes industriales, Ecologistas en Acción insiste en la necesidad de adoptar medidas efectivas de reducción de la velocidad y número de vehículos en circulación en la ciudad y su entorno, "potenciando el transporte público, la bicicleta y el tránsito peatonal y evitando los aparcamientos rotatorios en el centro urbano".

 

A su juicio, la revisión del Plan General de Ordenación Urbana en curso debe evitar el "desbordamiento" de la ciudad más allá de las rondas de circunvalación existentes y los planes urbanísticos del alfoz deben asimismo replantearse "hacia propuestas de crecimiento contenido y coordinado con la ciudad central".